X

Gente

¿Cómo el azúcar de las gaseosas puede afectar el organismo?

Foto: Reuters

(Caracas, 7 de abril. Noticias24) .- El mundo ya conoce todos los efectos negativos e inmediatos que causa en la salud del ser humano, las gaseosas. Según el portal Medical Daily, la considerable cantidad de azúcar (unas 10 cucharitas, lo que equivale a la cantidad diaria recomendada) en 20 minutos provoca un estallido de insulina en la cual el hígado responde convirtiendo todo el azúcar consumida en grasa.

Sin embargo, distintos estudios revelan los efectos negativos de este tipo de bebidas ya que dañan notablemente el organismo del ser humano en un tiempo más prolongado de 20 minutos o una hora. En este sentido, el portal advierte que con el tiempo los refrescos pueden afectar de una forma muy agresiva la salud de la persona, ocasionando dolores en todas las partes del cuerpo, incluso hasta destruir los órganos más importantes de los seres vivientes.

Cerebro

Una dieta alta en azúcar puede obstaculizar una serie de procesos neurológicos, particularmente los involucrados en la creación de memoria.

En 2012 un estudio publicado en la revista Neuroscience demostró que cantidades excesivas de azúcar añadido pueden reducir la producción de una sustancia química conocida como factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF, por sus siglas en inglés).

Sus niveles inadecuados hacen mucho más dificiles las tareas cognitivas diarias, como el aprendizaje y la formación de memoria.

Corazón

En 2012 un estudio de la Universidad de Harvard mostraba que la gente que bebe una lata de refresco al día incrementa dramáticamente el riesgo de enfermedad cardíaca crónica y de ataque al corazón.

“El consumo de bebidas azucaradas se asoció con un mayor riesgo de enfermedades de corazón y algunos cambios adversos en los lípidos, los factores inflamatorios y la leptina”, concluyeron los investigadores estadounidenses.

Pulmones

En 2012 científicos australianos relacionaron el consumo de gaseosa con un riesgo elevado de complicaciones pulmonares como asma o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

“Existe una relación dosis respuesta, lo que significa que cuanto más refresco se consume, mayor es la probabilidad de tener estas enfermedades”, afirma el doctor Zumin Shi, autor principal del estudio.

Dientes

El ácido que se forma en la boca gracias a la unión del azúcar del refresco con las bacterias debilita el esmalte dental, lo que con el tiempo puede conducir a la caries.

El refresco también reduce el pH de la saliva, aumentando la proliferación de bacterias y la erosión dental, según un estudio estadounidense.

Con información de RT