X

Gente

Cartier recupera el legendario collar Hutton Mdivani por suma de 19 millones de euros

Foto: Sotheby’s

(Caracas, 08 de abril. Noticias24). – El Hutton Mdivani se considera la pieza de joyería de jade más importante del mundo y fue encargado por el padre de Barbara Hutton a la joyería Cartier como regalo para la boda de su hija con el príncipe de Georgia, Alexis Mdivani.

El diseño realizado por Cartier incorporó un broche de rubís y diamantes que confirió a la joya un estilo Art Deco acorde con las tendencias vanguardistas de principios del siglo XX.

La primera vez que la heredera de los almacenes Woolworth lució la joya fue en la fiesta de su 21 cumpleaños y, tras su divorcio, perteneció a la familia Mdivani durante más de cinco décadas, hasta que fue subastado en 1988 por un precio de 2 millones de dólares.

El collar se compone de 27 cuentas de más de 15 milímetros de diámetro, cuidadosamente talladas, de un color verde translúcido y con un brillo y una textura propios del trabajo artesanal de la dinastia Qing. El jade era un símbolo exclusivo de las clases dirigentes en China y los collares de esta piedra eran utilizados únicamente por los emperadores y sus familias.

La cifra alcanzada por el Hutton Mduvani en la subasta celebrada en Hong Kong supera todas las expectativas, ya que la puja se iniciaba con un precio de 10 millones de euros. La joya había atraído a compradores de todo el mundo por su belleza y un pasado legendario en el que se mezclan el glamour de occidente con el exotismo de oriente

Boda, divorcio y accidente

La boda de la “mujer más rica del mundo” y el príncipe se celebró en la iglesia ortodoxa de París ante tres mil personas y terminó en divorcio dos años después, en 1935. A partir de entonces, Barbara Hutton acumuló maridos y desengaños amorosos a partes iguales. El príncipe Alexis fue el primero de una lista que incluyó dos príncipes más, un conde, un barón, el actor Cary Grant y el play boy internacional Porfirio Rubirosa.

“Todas las desgracias que he tenido en mi vida, me las han causado los hombres”, solía decir. Murió de un ataque al corazón en un hotel de Beverly Hills en 1979, a los 66 años, arruinada y con la única compañía de Cary Grant, su ex marido y único hombre en el que confiaba y al que más amó, según confesaba siempre.

El príncipe Alexis tuvo un trágico final y el mismo año de su divorcio murió al estrellarse con su Rolls Royce en una carretera de la Costa Brava. Las circunstancias del accidente causaron un gran escándalo en la época, ya que le acompañaba su amante, la baronesa Maud von Thyssen, segunda esposa del barón Thyssen y madrastra del marido de Tita Cervera, Heindrich.

Con información de abc.es