X

Gente

Moscas serían utilizadas para explorar tratamientos anticancerígenos

Foto: referencial

(Caracas, 14 de abril. Noticias24) – La mosca Drosophila, también llamadas mosca de la fruta o del vinagre, se ha usado de forma intensiva en estudios genéticos desde hace más de un siglo y ha proporcionado cinco Premios Nobel de Medicina.

“Es un organismo suficientemente complejo como para encarnar las preguntas básicas de biología y suficientemente sencillo como para que se puedan contestar fácilmente”, explica Jordi Casanova, biólogo molecular e investigador del CSIC. Sirve para entender enfermedades humanas y explorar tratamientos, pues sus principios son extrapolables a organismos superiores.

“Es esencial en estudios sobre identificación de los genes responsables de las distintas partes del cuerpo y de los encargados de los órganos sensoriales o la división asimétrica. Los estudios con esta mosca tienen una relevancia directa o indirecta en biomedicina”, añade Casanova.

Fue en este díptero donde se descubrió el primer supresor tumoral, así como docenas de proteínas asociadas al cáncer. Además, se demostró la relación entre las células madre y el desarrollo de tumores. Ahora la Drosophila se usa también para buscar tratamientos anticancerígenos.

“Aunque tiene limitaciones para ese fin, a veces es el único organismo en el que se pueden hacer experimentos para investigar una cura para las personas. Es el caso de las proteínas relevantes en enfermedades humanas que se han identificado primero en la Drosophila y de rutas de señalización de células fundamentales que en el cáncer están alteradas”, dice Cayetano González, del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona (IRB).

Con información de MuyInteresante.es