X

Gente

¡Cuidado! Podrías estar comiendo estos insectos sin darte cuenta (+lista)

Foto: Cortesía Taringa.net

(Caracas, 19 de septiembre.Noticias24).-¿Has comido insectos alguna vez en tu vida? Seguramente la respuesta sería ¡Yo nunca he comido insectos. Asco! Las estadísticas indican que una persona promedio consume alrededor de 700 gramos de moscas, gusanos y ácaros anualmente. Lo peor de todo es que no te has dado cuenta

Lea también: ¡Terribles! Estos son los peinados más raros que se han hecho los famosos (+fotos)

A continuación te mostraremos algunos de los insectos que quizás has degustado en los diferentes platillos.

Prepara ese estómago. Te provocarán

1- Cuidado con los gusanos en las latas de champiñones

Foto: Cortesía Taringa.net

¡Tenemos buenas noticias! Si los compras en latas, los champiñones no son solo una buena fuente de vitamina D. También pueden contener una dosis extra de proteínas y grasas gracias a los gusanos que puedes encontrarte en estos envases.

La FDA dice que esta permitido que haya hasta 20 gusanos de cualquier tamaño por cada 100 gramos de champiñones.

2- Los quistes de Anisakis se esconden en los peces

Foto: Cortesía Taringa.net

Según la FDA, más de 60 gusanos Anisakis o de sus parientes de la familia de los nematodos, son aceptables por cada 100 peces de agua dulce.

Entonces, ¿Qué debemos hacer para evitar estos parásitos? Se recomienda cocinar a fondo o ahumar cualquier pescado por lo menos a 140º durante al menos 5 minutos o congelarlo a 0° durante 48 horas para matar a todos los parásitos.

3- Orugas en las espinacas

Foto: Cortesía Taringa.net

Los “gusanos de las espinacas“, lo que viene siendo las orugas y sus larvas, podrían mezclarse en ese batido detox que te preparas en la mañana si usas espinacas congeladas para darle un toque verde.

Al igual que sucede con el número de gusanos aceptable en los champiñones enlatados, las orugas de las espinacas están permitidas en ciertas cantidades y tamaños.

4- Las avispas digeridas hacen que los higos sean deliciosos

Foto: Cortesía Taringa.net

¿Quién no disfruta del crujiente especial de un higo? Si eres de esas personas que lo hacen, es posible que debas agradecérselo a las avispas de los higos.

Las avispas del higo mantienen una relación simbiótica con los higos, ellas polinizan los higos mientras que ellos permiten que las larvas crezcan dentro y se alimenten de él. Algunas avispas incluso dan sus vidas durante su servicio, pues terminan falleciendo dentro del higo durante el proceso de polinización.

Por suerte o por desgracia, cuando te encuentras un higo con una avispa, el insecto ya es prácticamente irreconocible. Las enzimas de la fruta digieren la avispa, descomponiéndolas en proteínas añadidas.

5- Cerveza con pulgones. ¡Qué rico!

Foto: Cortesía Taringa.net

Algo bien sabido por los fabricantes de cerveza, pero quizás no tan obvio para los bebedores novatos, es la presencia de unos insectos diminutos llamados pulgones en el lúpulo utilizado para preparar la cerveza que tomamos.

Debido a que los áfidos son una de las plagas más comunes de las regiones templadas, en realidad se pueden encontrar en muchos de los alimentos y especias que consumimos. Sin embargo, su afinidad por el lúpulo ha llevado a la FDA a permitir legalmente hasta 2.500 áfidos por cada 10 gramos de lúpulo que inspeccionan.

6- Huevos de mosca en el tomate

Foto: Cortesía Taringa.net

Es posible que quieras pensarte dos veces comerte la próxima porción de pizza teniendo en cuenta la cantidad de huevos de mosca que son aceptables en muchos productos de tomate enlatados.

La pasta, el puré, el zumo y la salsa de tomates pueden contener huevos de mosca y ser legales para el consumo. El puré de tomate, por ejemplo, puede contener hasta 19 huevos por cada 100 g, mientras que el zumo de tomate solo puede llevar 9 huevos por cada 100gr en su composición.

7- Los trips se cuelan en verdes congelados

Foto: Cortesía Taringa.net

Los trípidos, también conocidos como piojos del maíz, son unos insectos delgados y alados que podemos encontrar en muchos productos de nuestro supermercado.

Como los gusanos, los trípidos están permitidos en los alimentos en unas determinadas cantidades.

8- Los gusanos agregan proteína al maíz enlatado

Foto: Cortesía Taringa.net

El gusano del maíz es una especie de polilla que, además de ser una importante plaga agrícola, también se puede encontrar en el maíz enlatado. De hecho, por cada 10 kilos de maíz examinados por la FDA, es aceptable encontrar hasta 2 larvas de 3 mm, restos de larvas o restos de crisálidas.

Por lo tanto, aunque no veas una polilla hecha y derecha flotando entre los granos de maíz, podría haber larvas trituradas en tu envase. La mejor opción para evitar comer algún que otro gusano puede ser comprar mazorcas frescas y ocuparse de limpiarlas a fondo.

¿Lavarás los alimentos más a fondo a partir de ahora?

Con información de taringa.net