En Londres desentierran 45.000 esqueletos por esta tenebrosa razón (+detalles)

Foto: Cortesía de feedlatino

(Caracas, 27 de octubre. Noticias24).- Entre muchas historias esta ha sido una de las que ha sorprendido a muchas personas y es que el boxeador Bill Richmond le enseñó a pelear al gran poeta Lord Byron. En el 2005 entró en el Salón de la Fama del Boxeo Internacional. A los 55 años subió por última vez a un ring y murió a los 66 años. En 1829 lo enterraron en Londres.

Lea también: ¡Grave! Por esta razón Adamari López no se encuentra en un Nuevo Día

Byron nació esclavo en Nueva York, se mudó a Inglaterra, aprendió carpintería, se casó con una blanca, por esa razón le decían “El Diablo Negro”.

Solía ganar como boxeador formal a puño limpio: el registro oficial le da 17 victorias en 19 combates. Ahí, entre las cuerdas, era el “El Terror Negro”.

Ahora lo desentierran. Casi 2 siglos después sacan al “Terror Negro”: para hacer un tren de alta velocidad.

Más de 1.000 personas se dedican a la tarea, que se vende como el programa arqueológico más grande de la historia del Reino Unido.

Un “ferrocarril del tiempo” que dará más luz a 10.000 años británicos, desde los tiempos prehistóricos hasta el siglo 19, pasando por el período romano, la época medieval y la revolución industrial.

El megaproyecto, financiado por el gobierno, se denomina High Speed 2 (HS2): es decir, “alta velocidad 2” (el HS1 es el que va desde la capital hasta el túnel del canal de la Mancha). Arrancó en 2009 y terminará en 2033, al unir 8 de las 10 ciudades más importantes de la isla: las inglesas Londres, Birmingham, Leeds, Manchester, Liverpool y Sheffield más las escocesas Edimburgo y Glasgow.

En total 25 estaciones, 300.000 pasajeros por día, 30 millones de personas conectadas, 71.000 millones de dólares: es oficialmente, hoy, el plan de infraestructura más importante de Europa.

Las operaciones están a cargo de la compañía pública HS2 Limited, dependiente del Departamento de Transporte.

El 23 de febrero de 2017 empezó la fase 1 entre Londres y Birmingham, que se inaugurará en diciembre de 2026. Pero para eso primero hay que ampliar la estación Euston. Y para eso antes hay que vaciar el cementerio St. James’s Gardens, donde se inhumaron unos 61.000 cadáveres entre 1789 y 1853.

Los trabajos se iniciaron en las últimas horas y finalizarán para 2019. Estiman que se removerán alrededor de 45.000 esqueletos en un área de 11.000 metros cuadrados que se había transformado en un parque público desde 1887.

Y este es apenas 1 de los 60 sitios por explorar a fin de rescatar el mayor patrimonio histórico posible antes de hacer los túneles, poner las vías y construir las estaciones.

Las labores arqueológicas están a cargo de la empresa MOLA Headland, que ya participó en la línea ferroviaria High Speed 1 y también en el desarrollo de la infraestructura para los Juegos Olímpicos de 2012.

“Nunca se hizo algo así. Interviene una cantidad récord de especialistas. Y estamos comprometidos a compartir todos los hallazgos culturales”, sostuvo Mark Thurston, el presidente de HS2.

La firma le dio acceso directo a la BBC 2 para desarrollar un documental que será emitido en 2019-20.

Con información de feedlatino.net