El reggae está a un paso de convertirse en Patrimonio de la Humanidad

Foto: Referencial/ Cortesía La Voz de Galicia

(Caracas, 22 de noviembre. Noticias24).- El reggae jamaicano del mítico Bob Marley, la Romería de la Virgen de Zapopan en México y las técnicas para la elaboración de perfumes en la ciudad francesa de Grasse podrían entrar la próxima semana en la prestigiosa lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco.

Lea también: ¡Simplemente hermosa! Kylie Jenner se convirtió en una reina y debes verla 

La decisión será tomada entre el 26 de noviembre y el 1 de diciembre durante la decimotercera reunión anual del Comité Intergubernamental de Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial, que se celebrará en Port-Louis, República de Mauricio.

Durante seis días, los 24 Estados miembros del Comité examinarán 40 solicitudes de inscripción en la Lista representativa del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad y 7 candidaturas para la Lista de patrimonio intangible que requiere medidas urgentes de salvaguardia.

La Unesco no busca demostrar el “valor excepcional” de ciertas prácticas culturales, sino destacar prácticas, expresiones o técnicas “representativas” del patrimonio cultural inmaterial mundial, destacó Tim Curtis en una conferencia de prensa en París.

Para el Secretario de la Convención de Patrimonio Cultural Inmaterial, “es muy difícil e incluso poco aconsejable lanzarse en comparaciones entre las diferentes prácticas vivas de las comunidades o decir que una es mejor que la otra”.

– ‘Expresión de toda la población’ –
Después del vallenato colombiano, que integró la lista en 2015, otro género musical, el reggae, un ritmo nacido en Jamaica e internacionalizado por el mítico Bob Marley, espera ser nombrado este año patrimonio intangible de la Humanidad.

De acuerdo con la Unesco, “si bien el reggae era originalmente la voz de las comunidades marginadas, ahora es interpretado y adoptado por una gran parte de la población, independientemente de los grupos étnicos o religiosos o de género” y desempeña un rol de “expresión de toda la población”.

Las técnicas en materia de perfumería de la ciudad francesa de Grasse, cuna mundial del perfume, también probarán suerte la próxima semana en Mauricio.

Dinámica desde la Edad Media, Grasse comenzó a practicar la perfumería desde el siglo XVI en torno a sus curtidurías que requerían materias primas aromáticas para preparar pieles y guantes de perfume.

La industria de la perfumería sigue siendo un peso pesado desde el punto de vista económico, ya que las empresas de la región representan el 10% de la facturación mundial en fragancias y sabores.

Esta candidatura es apoyada por otros países como India, China, Argentina y Japón, cuya producción de plantas para perfumes depende de la preservación de los saberes y técnicas de Grasse.

– Cuba, Argentina y Panamá –
Entre los latinoamericanos, la fiesta anual de la Romería, que se celebra cada 12 de octubre en honor a la Virgen de Zapopan, en México, destaca entre los aspirantes de esta edición.

“Gracias al apoyo constante de la comunidad a esta práctica, la Romería es considerada una de las tradiciones más populares y arraigadas del oeste de México”, apunta el organismo con sede en París.

Más de dos millones de personas participan cada año en esta fiesta que cuenta con la presencia de diferentes grupos de bailarines autóctonos y convierte a las calles y espacios públicos en verdaderas fiestas.

A la lista de postulantes se añaden las Parrandas de Remedios, una de las festividades más antiguas de Cuba; el chamamé argentino, un género musical que se practica en el litoral argentino; las Tamboradas de la Semana Santa española; las expresiones de la cultura congo de Panamá, entre otros.

“Vemos como todos los años la bella diversidad del patrimonio cultural inmaterial. Elementos extensos, con muchos participantes, y elementos más pequeños, de pequeñas comunidades”, señaló Curtis.

En la categoría de patrimonio intangible cuya preservación requiere medidas urgentes, la Unesco examinará en esta XIII edición tradiciones de Argelia, Azerbaiyán, Camboya, Egipto, Kenia, Pakistán y Siria.

La Unesco recibe anualmente cientos de pedidos de los 178 Estados que ratificaron la convención, pero acepta considerar poco menos de 50. Sus expertos presentan recomendaciones favorables o desfavorables a un comité integrado por 24 países, que toma la decisión final.

Con información de AFP