X

Gente

¡Repudiable! Lo que hizo este youtuber lo llevó a la cárcel (+perfil)

Foto: Pinterest

(Caracas, 04 de febrero. Noticias24).- Con un look sensacional y desbordante juventud, el youtuber Austin Jones usó de manera perversa su evidente fama y atributos físicos entre 2010 y 2017 para sobornar a seis de sus fanáticas adolescentes al exigirles videos de contenido sexual explícitos, razón por la que se declaró culpable el pasado viernes 1 de febrero.

Oriundo de Bloomingdale, Illinois, Jones se dedicaba a la música vía youtube antes de ser descubierto. Alcanzó más de 500 mil suscriptores en su canal con millones de vistas a sus cientos de videos, éxito que disfrutó también en Spotify.

Inesperadamente hizo silencio por un año. Dejó de publicar videos porque la justicia descubrió lo que había detrás de su fama y en junio de 2017 fue capturado en el Aeropuerto Internacional de O´Hare, en Chicago.

Lea también: ¡No lo creerás! Estos serán los co animadores de la 91 entrega de los Óscar

Jones utilizaba su popularidad para obligar a sus seguidores menores de edad a enviarle material pornográfico, según la denuncia le solicitó a una de sus víctimas que “probara” que ella era su mayor fan al enviarle el material prohibido.

Las sospechas comenzaron antes de su arresto cuando una fanática de 15 años logró que expulsaran a Jones de la gira musical Change.org al denunciar ante los organizadores que el youtuber pedía a sus seguidoras de 13 años que le enviaran videos haciendo twerking, un baile sensual en el cual se mueve el trasero.

El culpable reconoció a través de un video en su cuenta los señalamientos. “No es algo de lo que esté orgulloso, no es algo que crea que está bien y no debí haberlo hecho”.

Sin embargo, el joven pedía algo más a sus fans. En agosto de 2016 inició un chat con una niña de 14 años. “Espera… ¿tienes 14 años?”; “Sí, soy una jovencita”, fue la respuesta. A ella la engañó diciéndole: “Sé que estás tratando de demostrar que eres mi mayor fan. Y no quiero tener que encontrar a alguien más”, la alentaba.

La víctima le envió 25 videos explícitos en los cuales se sacaba la ropa y tocaba sus genitales. Jones escuchará la sentencia el próximo 3 de mayo. Podría recibir una pena de entre 5 y 20 años de prisión.

Con información de infobae