X

Gente

Revelaciones de ex empleada de Michael Jackson que confirmarían que era pedófilo

Foto: Infobae

(Caracas, 10 de febrero. Noticias24).- Una ex empleada doméstica que trabajó en la casa de Michael Jackson durante cuatro años asegura que no tiene ninguna duda que él era “un pedófilo” y explica porqué.

Lea también: Naomi Campbell podría estar saliendo con un ex integrante de One Direction

En una entrevista exclusiva con DailyMailTV, la ex empleada personal de Jackson, Adrian McManus, cuestionó el comportamiento del que según fue testigo durante los cuatro años que trabajó en el rancho de Neverland.

Mc Manus piensa que el Rey del pop pudo haber abusado de “decenas” de niños, incluso dijo que cree que pudo haber filmado sus encuentros y guardar las imágenes en una biblioteca secreta escondida en dicho rancho.

Ella además afirma que Jackson llevó a una larga fila de muchachos jóvenes a su habitación y que vio comportamientos que ella considera “inapropiados”.

De igual forma asegura que a menudo encontraba la ropa interior de Jackson y los niños en el jacuzzi y las bañeras de la casa, y vio a los niños que caminaban casi sin ropa.

Desde 1990 McManus pasó fue la sirvienta personal del cantante, y una de los pocas empleadas que tuvo acceso a la habitación de la estrella, el baño y las cámaras secretas.

“Había un montón de vaselina por todo Neverland, gran parte en el dormitorio de Michael. No lo cuestioné, porque él era mi jefe y tú solo haces lo que se supone que debes hacer, pero sí me pareció extraño. Y lo tenía todo en la casa principal” relató.

McManus constantemente tenía que limpiar después de que Jackson hospedaba niños durante los fines de semana largos.

“Encontré ropa interior que estaba en la parte posterior de la sala principal de Michael y en uno de los armarios y estaba encima de los archivadores“, explicó.

“Cuando iba a recoger el dormitorio del señor Jackson, muchas veces, cuando estaban allí sus invitados especiales, niños pequeños, se estaban bañando con él en su jacuzzi” aseguró

“Él dejaba su ropa interior flotando en el agua igual que la de los niños pequeños. Si no estaban flotando en el agua, estaban afuera en el piso alrededor del Jacuzzi. Solía encontrar cosas así”, agregó.

A pesar de que ha pasado tanto tiempo asegura que nunca se atrevió a demandar o incluso a contar lo que había visto durante el tiempo que trabajó en la casa de Jackson debido al miedo e intimidación del que fue objeto.

Reveló que el equipo de seguridad privada de Jackson realizaba amenazas de muerte e intimidaba al personal y a los niños para que permanecieran en silencio sobre lo que vieron en Neverland a principios de los años 90.

De he el mismo rey del pop lanzó amenazas al personal que cuestionó su comportamiento.

“Conocía a Michael muy, muy bien, y me dijeron que no dijera lo que sabía, y eso me preocupó mucho. Michael me amenazó cuando me hice cargo de su habitación, así que estaba asustada y tenía miedo por mi familia. En ese momento, pensaba en mi vida y en la de mi familia; sabía que algo me podía pasar”, declaró.

“Los guardaespaldas de Michael me dijeron que podían contratar a un sicario para que me sacara, que podrían hacer que alguien me cortara el cuello y que nunca encontrarían mi cuerpo. Así que sí, estaba muy preocupada” contó.

McManus recordó el día en que el propio Jackson utilizó tácticas de intimidación y la llamó a su casa en el día de la madre en 1993, justo cuando aumentaba la presión sobre el caso de Jordan Chandler.

“Llamó a mi casa y me dijo que quería preguntarme algo y yo dije ‘sí, adelante’. Y él me preguntó ‘¿qué sabes?’, ‘¿Qué quieres decir?, dije. ‘Michael, no sé lo que quieres que te diga'”, relató.

“Creo que él quería saber si yo estaba a su favor, y quería ver si era lo suficientemente estúpida como para decir lo que sabía. Estaba preocupado por lo que estaba haciendo porque después de eso aparecieron las acusaciones. Quería ver cuán leal era yo con él”, detalló.

Finalmente la mujer expresó “Era un pedófilo. Estoy feliz de que el mundo ahora esté cuestionando a Michael, pero todavía habrá incrédulos. Desearía que más personas hubieran hablado, porque quizás hoy Michael hubiera estado vivo y tal vez en la cárcel. Tal vez las cosas hubieran sido diferentes”.

Con información de Infobae