X

Gente

¿Porqué romperse un vidrio es de mala suerte? aquí te daremos las razones

Foto:Referencial/ BBC

(Caracas, 21 de febrero. Noticias24).- Todos sabemos que romper un vidrio ha sido una creencia de toda la vida, y que seguirá siendo supersticiones vivas. Pero, aquí te daremos las razones de como inicio estas supersticiones del vidrio roto.

Lea también: Tenía problemas de autoestima, pero el quirófano lo solucionó

Esta creencia surgió de una combinación de factores religiosos y económicos. Los primeros espejos utilizados por los antiguos egipcios, los hebreos y los griegos, eran de metales como el bronce, el latón, la plata y el oro pulimentado, por lo tanto, eran irrompibles.

Los griegos en el siglo VI a.C, iniciaron una adivinación de los espejos, en que se llamaban ¨ catoptromancia¨, en donde creaban un cristal lleno de agua, muy parecido a la actual esfera de vidrio. Su utilidad era para revelar el futuro de las personas, con su mismo reflejo.

Los que realizaban este acto, eran llamados ¨videntes¨ y si uno de estos espejos se caía y se rompía, la interpretación inmediata del vidente era que la persona que sostenía el cuenco no tenía futuro,es decir, que no tardaría en morir, o que su futuro le reservaba unos acontecimientos tan catastróficos.

Según los romanos, le añadieron un nuevo matiz, que es nuestro significado actual. Sostenían que la salud de una persona cambiaba en ciclos de siete años. Puesto que los espejos reflejaban la apariencia de una persona,es decir, su salud, un espejo roto anunciaba siete años de mala salud y de infortunios.

La superstición adquirió una aplicación práctica y económica en la Italia del siglo XV. Los primeros espejos de cristal con el dorso revestido de plata, desde luego rompibles, se fabricaban en Venecia en esta época. Por ser muy caros, se trataban con gran cuidado, y a los sirvientes que limpiaban los espejos de las casas se les advertía severamente que romper uno de esos nuevos tesoros equivalía a siete años de un destino peor que la muerte.

Con información de Culturizando