X

Gente

La historia de un hombre que pasó de vagabundo a multimillonario

Foto: La Guía del Varón

(Caracas, 14 de marzo. Noticias24).- Desde niño Drew Goodall, soñaba con ser actor de cine, luego a sus 20 años de edad tuyo unas pequeñas participaciones en películas como «Snatch y About a Boy», en las que compartió escenas con celebridades de la talla de Brad Pitt y Hugh Grant.

Lea también : ¡Qué decepción! Famosas que se ven esculturales a punta de faja 

Luego de estas participaciones en la pantalla grande, su carrera actoral fue en un constante ascenso pero recibió una crítica hacia su trabajo que lo afectó psicológicamente y allí comenzó su debacle.

El dinero empezó a escasear y decidió no recurrir a sus padres, por lo que las deudas lo ahogaron y debió abandonar el departamento que alquilaba.

En su desesperación por mejorar su calidad de vida se le ocurrió ofrecer el servicio de lustrar zapatos en la calle para ganar algo de dinero, aunque corría el riesgo de ser detenido por la policía ya que esto está catalogado como un comercio ilegal en Gran Bretaña.

Luego de seis meses realizando este trabajo y lidiando con los riesgos que conllevaba, un cliente suyo le propuso hacer la misma actividad en la sede de la empresa donde trabajaba.

La vida de Drew Goodall volvió a dar un giro completo y pasó de vivir en la calle, sobreviviendo gracias a las limosnas de los transeúntes, a ser millonario y dueño de una compañía que factura más de 250.000 dólares cada año.

Su empresa cuenta con una particularidad en sus empleados debido a su conocimiento de “la vida en la calle”, ya que la política utilizada es contratar solamente a personas sin hogar y con necesidades especiales.

Con información de La Guía del Varón