X

Gente

En fotos: Río de Janeiro celebró semana de la moda al ritmo de la Bossa Nova

Foto: VANDERLEI ALMEIDA / AFP

RIO DE JANEIRO, 14 enero 2012 (AFP) – El ritmo de la Bossa Nova dio el tono a la semana de la moda de Rio de Janeiro, el llamado ‘Fashion Rio’, que se extendió hasta el sábado con apuestas por la naturaleza y los diseños étnicos.

“Soy Rio, la Bossa Nova es nuestra”, es el tema de esta edición en la que 24 marcas están presentando sus propuestas para el invierno 2012.

“Rio de Janeiro siempre fue una fábrica de inspiración. Más que una semana de la moda, el Fashion Rio es hoy una plataforma que valoriza la creatividad en muchas áreas”, dijo el director del evento, Paulo Borges.

“Queremos mostrar que es posible crear moda en Brasil en términos globales, como ocurrió con la Bossa Nova”, dijo este guru de la moda brasileña.

La referencia a las selvas y los pájaros tropicales, con tejidos ecológicos, estuvo presente en las estampas y las texturas de la marca TNG, que presentó jeans cien por cien reciclados, creados con material de botellas de plástico y sobras de hilos de material elástico de la industria téxtil.

La super modelo Carol Trentini, la más aguardada del evento, desfiló las prendas deportivas de lujo de la marca Cantao, que también se inspiró en la naturaleza y exhibó ropas que envuelven el cuerpo, sobrepuestas a blusas y medias que forman una segunda piel.

Las grafías étnicas y las tapicerías fueron la otra gran apuesta para el inverno 2012 brasileño. “Es una opción muy comercial”, aprobó la consultora de moda, Erika Palomino.

La marca Patachou se inspiró en la figura de la gueisha y trajo quimonos que marcan la cintura, así como sueltos combinados con pantalón de traje o faldas.

Tapicerías inspiradas en la civilización Maya y el trabajo artesanal de la ciudad de Antigua en Guatemala fueron el trabajo presentado por Coven, con estampas geométricas, máscaras y otros símbolos.

Foto: VANDERLEI ALMEIDA / AFP

Otra marca brasileña, Alessa, forró el suelo de la pasarela con alfombras orientales, por donde pasaron tejidos fluidos y diseños geométricos con bordados, también inspirados en la tapicería.

Los colores que marcaron una parte de esos desfiles fueron el dorado y los colores calientes de la tierra: ocre, marrón y naranja.

La semana de la moda trajo a Rio varias exposiciones de arte y diseño, una de las cuales muestra la influencia de la Bossa Nova a través de cincuenta portadas de revistas y discos clásicos, donde no escapa el venerado músico de la época Vinicius de Moraes.

Por otro lado, las fechas de los grandes eventos de la moda que se realizarán en Rio de Janeiro en los próximos años podrían ser modificadas.

“Vamos a adelantar la edición de verano para mayo en vez de junio”, señaló Borges, aunque los cariocas podrían ganar otra edición de verano entre agosto y septiembre. “Todo va a depender de un acuerdo operacional, industrial y de comunicación. Aún no hay nada concreto”, reparó Borges.

Además, la prensa local publicó por estos días que sería cancelada la edición del ‘Fashion Rio’ de invierno de 2013, y que el evento sería organizado únicamente en Sao Paulo.

En los últimos 10 años, las exportaciones de la moda de Rio de Janeiro crecieron 134%, de 9,4 millones de dólares a 22 millones, según datos de la Secretaría de Comercio Exterior (SECEX) del estado y difundidos por la Federación de Industriales del estado de Rio de Janeiro (FIRJAN).

Países referencia de la moda mundial fueron los mayores consumidores de los productos de Rio. Francia, que en 2001 consumía sólo el 0,05% de las exportaciones, pasó al 16% en 2001. Estados Unidos sigue siendo el principal destino de la moda carioca, comprando el 31% de los productos.

Foto: VANDERLEI ALMEIDA / AFP

Foto: VANDERLEI ALMEIDA / AFP

Foto: VANDERLEI ALMEIDA / AFP

Foto: VANDERLEI ALMEIDA / AFP

Foto: VANDERLEI ALMEIDA / AFP

Foto: VANDERLEI ALMEIDA / AFP

Foto: VANDERLEI ALMEIDA / AFP