X

Gente

Jim Carrey cumple 50 años, cada vez más rico gracias a sus muecas

Foto: AP IMAGES

 

Los Angeles, 15 ene (dpa) – Jim Carrey quiere volver a jugar a ser Dios. Ese divertimento le reportó millones de dólares hace más de diez años en “Bruce Almighty”. Los planes para una posible segunda parte de la cinta se dieron a conocer poco antes de que el actor cumpla 50 años, el próximo martes.

La crítica ya dio por muertas en varias ocasiones las payasadas, muecas y dichos absurdos de Carrey. Pero el canadiense no deja de trabajar. Actualmente está embarcado junto a Steve Carrell en el rodaje de “Burt Wonderston”, una comedia sobre magos rivales en Las Vegas. Y el verano pasado en “Mr. Poppers Pinguine” se puso al frente de un grupo de pinguinos que consiguen poner cabeza arriba la vida de un hombre de negocios de Nueva York.

La estrella de éxitos como “Ace Ventrua” o “Dumb and Dumber” no deja de sorprender con su lado estrambótico. Así, hace tan sólo unos meses envió un mensaje de amor a Emma Stone, de 23 años, a través de su surrealista página web. Si fuera más joven se casaría con ella, explicaba Carrey ante la cámara. Pero por desgracia ya tiene arrugas, algunas canas en la barba y cada vez tarda más en orinar… bromeaba el actor.

Pero a pesar de todas de todas sus muecas y bromas, Carrey también su lado serio. Según explicó en varias entrevistas, durante mucho tiempo sufrió depresiones y tuvo que medicarse.

Su primer gran papel serio en el cine se lo dio el director australiano Peter Weir con “The Truman Show”, en 1998, en el que interpretó a un ciudadano despreocupado que, sin saberlo, vive en un escenario en el que se rueda un “reality-show”. Dos años más tarde, Milos Forman le metió en la piel del protagonista de “The Man on the Moon”, el cómico Andy Kaufman, que en los 70 se convirtió en una figura de culto en Estados Unidos con sus chistes irreverentes. Ambos papeles, en los que saltaba más allá de su lado cómico, le valieron un Golden Globe.

A pesar de todas de todas sus muecas y bromas, Carrey también su lado serio. Según explicó en varias entrevistas, durante mucho tiempo sufrió depresiones y tuvo que medicarse

Tras estos éxitos, el director francés Michel Gondry confió también en Carrey para la extraña tragicomedia “Eternal Sunshine of the Spotless Mind”, en la que encarna a un personaje introvertido al que abandona su impulsiva novia, Kate Winslet.

Carrey creció como el pequeño de cuatro hermanos en una pequeña ciudad de la provincia canadiense de Ontario. Desde pequeño fue el payaso de la clase, siempre buscando ser el centro de atención. Con 18 años dejó los estudios y probó suerte en Los Angeles, donde poco a poco se hizo un nombre en el circuito de clubs. Tras algunos paples menores, como el que hizo para Francis Ford Coppola en “Peggy Sue Got Married”, saltó a la fama con “Ace Ventura”, a las que siguieron “The Mask” y “Dumb and Dumber”.

En “Batman Forever” (1995) encarnó al malvado Riddler y un año más tarde se embolsó 20 millones de dólares gracias a “The Cable Guy”, el papel mejor pagado hasta entonces a un cómico.

Su mayor transformación física ante las cámaras fue quizás para “The Grinch”, en la que encarnó al rabioso protagonista bajo una peluda máscara verde. Y tampoco tiene desperdicio verle subido a unos altos tacones y vistiendo estrechos pantalones cortos en “I Love You Phillpip Morris”, donde interpreta a un estafador homosexual que se enamora de un tímido compañero de prisión encarnado por Ewan McGregor.

Su propia vida sentimental ha estado plagada de turbulencias. Con 25 años se casó con una camarera en Los Angeles. El matrimonio no duró más de un año pero la hija que tuvieron en común, Jane, convirtió a Carrey en abuelo en 2010. Su segunda boda, con la actriz Lauren Holly, tampoco duró mucho, apenas unos meses. Estuvo además comprometido durante un tiempo con Renée Zelweger y hace un año anunció el fin de su relación de un lustro con la modelo Jenny McCarthy.

Su amor más fiel desde años es el arte. Carrey, que tiene la nacionalidad estadounidense desde 2004, tiene su propio estudio en Nueva York. Hace poco expuso por primera vez en una galeria de Palm Deser (California) sus cuadros estilo pop-art y sus esculturas. Y en esta faceta, el actor parece tomárselo en serio.