X

Internacionales

Alberto Fujimori padece fuerte gastritis producida por depresión

;

Lima, 1 sep (EFE);.- Lima, 1 sep (EFE).- El expresidente de Perú Alberto Fujimori, que permanece internado  en un hospital de Lima, padece una gastritis erosiva severa producto de un cuadro de depresión, informó hoy su hijo, el congresista Kenji Fujimori.

«El cuadro depresivo le ha generado problemas en el aparato digestivo. El día de hoy en la mañana le han practicado una endoscopia, donde se le ha detectado una gastritis erosiva severa y serán extraídos dos pólipos que están siendo analizados», indicó a los periodistas Fujimori, quien acudió a visitar a su padre.

El exmandatario, que cumple una pena de cárcel de 25 años por violación de los derechos humanos durante su Gobierno, fue trasladado en la noche de ayer hasta el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN) para realizarle una serie de pruebas.

Kenji Fujimori agregó que su padre permanecerá internado en el centro médico hasta el próximo sábado. «Faltan hacer otros exámenes médicos y estamos a la espera de los resultados», explicó.

Además, el hijo del expresidente señaló que la familia no descarta presentar una solicitud de indulto humanitario debido al estado de salud de Fujimori.

Desde que se le detectó y posteriormente extirpó un carcinoma en la lengua, Fujimori ha acudido en varias ocasiones al INEN para realizarle chequeos y reconocimientos.

El último ingreso de Fujimori en el INEN fue el pasado 9 de junio, cuando fue trasladado de urgencia a raíz del deterioro de su estado de salud.

En aquella ocasión, los allegados del exmandatario proporcionaron imágenes en vídeo a la prensa en las que Fujimori, con varios kilos menos de peso, ingresaba por su propio pie al centro médico.

Tras aquellos exámenes, los médicos del INEM señalaron que Fujimori no padece un cáncer terminal, aunque sí una profunda depresión que sería la culpable de su bajada de peso.

Fujimori cumple una pena de 25 años de cárcel por la muerte de 25 personas, durante su Gobierno, a manos de un grupo encubierto del Ejército.