Sismo de 5,5 en Perú causó temor y el deslizamiento de piedras en algunas vías

Foto: EFE / Archivo

(Perú, 20 de febrero. AFP).-Un sismo de magnitud 5,5 sacudió la noche del viernes un sector de la región Arequipa, en el sur del Perú, sin causar víctimas, aunque provocó temor en la población y generó un deslizamiento de piedras sobre algunas vías, informaron autoridades.

Lea

– 12 niños murieron tras ser infectados de rabia en Perú

De acuerdo con el Instituto Geofísico del Perú, el epicentro se localizó a 10 kilómetros del distrito de Maca, de unos 900 habitantes, en la provincia de Caylloma, con una profundidad de 8 km, cuya cercanía con la superficie hizo que el movimiento sea percibido por la mayor parte de la población.

“Se esta haciendo un seguimiento en la zona y no hay víctimas. Hubo deslizamiento de piedras desde los cerros en algunas vías pero no han quedado bloqueadas, se están limpiando”, informó a la AFP el general Carlos Nacarino, director de Defensa Civil en Arequipa.

“La población ha preferido pasar la noche en la plaza de armas por temor a las réplicas”, agregó. Este sismo ocurrió hora y media después de otro de magnitud 4,3 en el mismo lugar.

Según un reporte de radio RPP, otro de los distritos donde hubo daños menores fue el de Coporaque, también en la zona. El sur de Perú ha temblado constantemente en los últimos días.

En noviembre de 2015, dos sismos de 7,6 de magnitud sacudieron la zona centro sur del Perú, con epicentro en la amazónica frontera con Brasil, y fue percibido en varios países sudamericanos, aunque tuvo una profundidad de 173 kilómetros, lo que aminoró sus efectos.

Perú es sacudido cada año por al menos un centenar de sismos debido a que está geográficamente ubicado en el denominado “Cinturón de Fuego del Pacífico”, una zona de amplia actividad telúrica que se extiende a lo largo de la costa regional americana.

El último terremoto de gran magnitud registrado en Perú fue el 15 de agosto de 2007, de 7,9 grados, con epicentro en las costas del centro, 40 kilómetros al oeste de Pisco, y dejó 595 muertos.