X

Internacionales

Fin de violencia de ETA no «supone fin de conflicto político» para exBatasuna

Foto: ANDER GILLENEA / AFP

SAN SEBASTIÁN, 21 octubre 2011 (AFP) – La izquierda independentista vasca, la antigua Batasuna, celebró el viernes el anuncio del fin de la violencia de ETA, pero subrayó que no supone «el cierre del conflicto político» en el País Vasco, cuyo derecho a la autoderminación pidió sea reconocido por España y Francia.

El anuncio el jueves por la organización armada independentista vasca de su renuncia definitiva al uso de la violencia «supone un antes y un después», se congratuló la responsable del movimiento Maribi Ugarteburu en una rueda de prensa en San Sebastián (norte).

«ETA ha decidido el cese definitivo de su actividad armada», habían anunciado tres militantes de la organización con capuchas blancas y boinas negras en un vídeo difundido en la página web del diario vasco Gara.

Considerada organización terrorista por la Unión Europea y por Estados Unidos, ETA es responsable de la muerte de 829 personas en más de 40 años de atentados por la independencia del País Vasco.

«El cierre del ciclo armado de ETA (… ) sin embargo no supone el cierre del conflicto político», agregó Ugarteburu, que compareció ante los medios de comunicación junto al líder del movimiento, Rufino Etxeberria, y otros 24 miembros de la izquierda independentista vasca.

Llamaron a los gobiernos español y francés a que «sin dilaciones respondan a esta oportunidad histórica»

«Hoy, igual que ayer sigue habiendo un conflicto de carácter político que necesita de soluciones políticas», agregó Ugarteburu, leyendo en español una declaración que Etxeberría había leído previamente en vasco.

En opinión de la izquierda independentista vasca, dicho conflicto político sigue existiendo «porque el Estado español y el Estado francés niegan el reconocimiento y el derecho a decidir de Euskal Herria», la nación vasca.

«La negación de la realidad nacional de Euskal Herria y su derecho a decidir constituyen la semilla histórica del conflicto político y de no superar dicha negación no será posible abrir un marco de plena democracia en este país», aseguraron.

Estas son las «causas principales de la existencia de dicho conflicto que a partir de hoy nadie podrá ocultar tras la coartada de la lucha armada», afirmaron.

Reivindicando su proyecto independentista para el País Vasco, la antigua Batasuna pidió que el histórico anuncio de ETA dé paso a «un escenario de soluciones definitivas que haga posible todos los proyectos, en igualdad de condiciones».

Y que deje la decisión final «en manos de la ciudadanía»,
en referencia a una consulta popular sobre la independencia de la región que han reclamado tanto nacionalistas radicales como moderados.