Madagascar votó por su futuro presidente en calma y con moderada participación

Foto: EFE

(Caracas, 07 de noviembre. Noticias24).- Casi diez millones de malgaches estaban hoy convocados a las urnas para elegir a su presidente en una jornada de participación moderada que transcurrió sin ningún incidente violento.

Los principales candidatos, el presidente saliente Hery Rajaonarimampianina y los exmandatarios Andry Rajoelina (2009-2014) y Marc Ravalomanana (2002-2009), expresaron su satisfacción por el buen desarrollo de los comicios tras depositar sus respectivos votos.


Rajaonarimampianina, que dimitió el pasado 7 de septiembre para optar a la reelección,
como dicta la Constitución, consideró que “el poder está en las manos del pueblo malgache”.

Rajoelina, que lideró la transición tras el golpe de Estado contra Ravalomanana en 2009, llamó a la ciudadanía a “votar de manera consciente” y mostró su “confianza en su inteligencia”.

La elección, por tanto, pasó la prueba en términos de tranquilidad, después de varios meses de inestabilidad política y de que el pasado abril murieran cuatro personas en una manifestación contra el Gobierno.

Sin embargo, la participación fue moderada, sobre todo al principio de la jornada, según las valoraciones del jefe de la misión de observación de la Unión Europea (UE), Cristian Preda, que también resaltó la “calma” y el orden de las votaciones, así como que “no ha habido ningún incidente ni nada de violencia”.

“La participación parece mayor que en las presidenciales de 2013, pero hay que ver lo que pasa en las regiones”, explicó a Efe el presidente de uno de los centros de voto de la capital, Antananarivo, Vonjy Ravoavy.

La tasa de participación, que pocas horas después de que se abrieran los colegios electorales rondaba entre el 20 y el 30 %, se espera que sea ligeramente inferior a la de las últimas elecciones de 2013, que alcanzó el 50,7 %.

En la capital malgache, muchos de los comerciantes del concurrido mercado de Andravoahangy atendían sus puestos como si fuese un día normal.

“Hay que tener prioridades, los negocios primero para alimentar a la familia, y ya después ir a votar. Abren hasta las cinco de la tarde, ¿verdad?”, comentó a Efe uno de los comerciantes.

Para muchos como él, la prioridad número uno del presidente que salga elegido en estos comicios debería ser acabar con la extrema miseria en la que vive la mayoría del país, con el 75 % de sus habitantes por debajo del umbral de la pobreza.

Periodistas locales, por su parte, destacaron casos curiosos como la localidad de Maevatanána, a 300 kilómetros al oeste de Antananarivo, donde los hombres del pueblo decidieron ir a buscar a los ladrones de ganado en vez de ir a votar, lo que dejó los centros de voto prácticamente vacíos.

El candidato ganador necesita la mitad más un voto para conseguir ser elegido presidente en primera vuelta y no tener así que volver a acudir a las urnas el próximo 19 de diciembre, lo que, según los analistas políticos, resulta improbable.

Los resultados provisionales de la Comisión Nacional Electoral (CENI) se prevén entre el 14 y el 20 de noviembre, aunque es el Tribunal Constitucional (HCC) el único ente que puede publicar los resultados definitivos.

En este sentido, el presidente del HCC, Jean-Eric Rakotoarisoa, pidió hoy a los principales actores políticos que se abstengan de publicar resultados.

Después de una jornada de calma, el jefe de la misión de observación de la UE instó a los candidatos a que “actúen con responsabilidad” para que “la atmósfera de calma y orden” continúe en las jornadas postelectorales.

Estas elecciones pueden ser un punto de inflexión que sirva para mejorar la situación política del país, turbulenta desde hace casi una década cuando un golpe de Estado sacó en 2009 a Ravalomanana del poder.

La crisis se agravó el pasado 21 de abril, después de que cuatro manifestantes murieran en Antananarivo en una protesta contra las nuevas leyes electorales aprobadas en el Parlamento.

Menos de un mes después, el Tribunal Constitucional intervino en la crisis del país y ordenó al entonces jefe de Estado, Hery Rajaonarimampianina, que nombrase un nuevo Ejecutivo de consenso y adelantase las elecciones, previstas para final de año.

Foto: EFE

Foto: EFE

Foto: EFE

Foto: EFE

Foto: EFE

Foto: EFE

Con información de EFE