X

Internacionales

CPI anulará la orden de arresto contra Gadafi tras tener pruebas de su muerte

La Haya, 21 oct (EFE).– La Corte Penal Internacional (CPI) retirará la orden de arresto del dictador libio Muamar Gadafi cuanto reciba “pruebas suficientes” que confirmen su muerte, indicó hoy a Efe un portavoz del tribunal.

“En términos generales, si la muerte es confirmada y se presentan suficientes pruebas de ello ante la Sala Preliminar Primera, ésta podría decidir retirar el arresto contra él”, declaró a Efe el portavoz de la Secretaría de la CPI, Fadi El Abdallah.

La fuente aclaró que en todo caso, la corte “no reaccionará sobre la presunta muerte de alguno de los tres sospechosos en la situación libia”.

Además de Gadafi, la CPI también busca a su hijo primogénito, Saif el Islam, y su cuñado Abdulá el Senusi, que además era el jefe de la inteligencia militar del derrocado régimen libio.

De acuerdo con informaciones procedentes de las autoridades transitorias libias, ambos han sido arrestados, si bien el hijo de Gadafi habría resultado herido.

La CPI no ha podido confirmar estos arrestos, pero ha reiterado que, de ser así, las autoridades libias tienen la obligación de colaborar con la Corte.

Los insurgentes en Libia tomaron ayer definitivamente la ciudad de Sirte, el último bastión de los partidarios de Gadafi y lugar en el que presumiblemente se escondía el fallecido dictador libio durante los últimos meses de revueltas.

La CPI emitió el pasado 27 de junio una orden de arresto contra Gadafi; Saif el Islam y Abdulá el Senusi, a quienes acusa de crímenes de lesa humanidad presuntamente cometidos en Libia a partir del pasado febrero durante las revueltas de insurgentes en ese país magrebí.

Según la orden de arresto, Gadafi y su hijo cometieron presuntamente asesinatos y persecuciones, entendidos como crímenes de lesa humanidad, “especialmente en Trípoli, Bengasi y Misrata”, entre el “15 de febrero de 2011 y al menos el 28 de febrero de 2011”.

Al Senusi habría sido un “ejecutor indirecto” de esos crímenes, los cuales se cometieron bajo su responsabilidad de mando “especialmente en Bengasi entre el 15 de febrero de 2011 y al menos el 20 de febrero de 2011”, según la orden de arresto.

El fiscal de la CPI, Luis Moreno Ocampo, inició el pasado marzo la investigación sobre presuntos crímenes de lesa humanidad en Libia a petición del Consejo de Seguridad de la ONU.

La CPI, creada en 2002, es el primer tribunal de la ONU establecido de forma permanente para juzgar crímenes de guerra.