Protestas en Francia por subida del impuesto a carburantes afecta a los camioneros españoles

Foto: AFP

(Caracas, 22 de noviembre. Noticias24) – La ola de protestas en Francia contra la subida del impuesto a los carburantes comienza a tener repercusiones en países vecinos, con camioneros españoles bloqueados en las carreteras e incidentes violentos en Bélgica.

Las manifestaciones “están perjudicando al colectivo de transportistas que a diario deben cruzar la frontera del país galo y obstaculizan la libre circulación de mercancías”, denunció el jueves el ministerio español de Asuntos Exteriores.

El martes, el puesto fronterizo de Irún en el País Vasco español, en el extremo oeste de frontera con Francia, se cerró a la circulación de vehículos pesados durante varias horas, provocando atascos de hasta 13 kilómetros.

“El sector de las frutas y hortalizas está particularmente afectado debido a la naturaleza perecedera de su mercancía”, añadió el ministerio, que estima que las pérdidas se elevan a dos millones de euros.

El gobierno español trasladó una protesta oficial a las autoridades francesas, a las que les instó a “adoptar todas las medidas oportunas” y también notificó sobre la situación a la Comisión Europea para que “inste a Francia a tomar las medidas que garanticen la libre circulación de mercancías”.

En Bélgica, al menos 20 personas fueron detenidas la noche del miércoles tras incidentes violentos cerca de un depósito de carburantes en la ciudad de Feluy, cerca de la frontera con Francia.

Desde el viernes, manifestantes con chalecos amarillos, la prenda distintiva de los manifestantes franceses, protestan cerca de este depósito de combustible del grupo francés Total, bloqueando su acceso al igual que la circulación en la autopista aledaña.

Además, un camión cisterna fue incendiado y varios otros camiones fueron saqueados.

Estos desbordamientos fueron condenados por el primer ministro belga Charles Michel, que los consideró “inaceptables”.

– Incidentes aislados –

La revuelta de los llamados “chalecos amarillos” en Francia sacó el fin de semana pasado a cientos de miles de manifestantes a las calles de todo el país para protestar contra un aumento de los impuestos sobre los carburantes y la falta de poder adquisitivo en general.

Aunque las protestas han perdido intensidad en los últimos días, se seguían reportando incidentes aislados este jueves, en el sexto día de protestas, antes de una gran concentración convocada en la capital francesa este sábado.

Unos 30 manifestantes ralentizaron el jueves el tráfico en la autopista A16, cerca del túnel del Canal de la Mancha, en el norte de Francia, donde circulan miles de camiones que llegan diariamente desde Gran Bretaña. Otros seguían bloqueando depósitos de combustible en todo el país.

La situación seguía tensa en la isla francesa de La Reunion, en el Océano Índico, donde se han producido enfrentamientos entre la policía y manifestantes, con lanzamiento de proyectiles y cócteles molotov, así como saqueos de comercios.

“Lo que ha ocurrido desde el sábado en La Reunión es grave”, escribió en Twitter el presidente francés, Emmanuel Macron, que ha prometido no dar marcha atrás en esta alza tributaria con la que pretende financiar la transición energética.

Seremos inflexibles porque no podemos aceptar las escenas que hemos visto”, añadió el mandatario en un mensaje publicado el miércoles por la noche.

Dos personas han muerto y más de 500 han resultado heridas en toda Francia desde el inicio de las protestas el sábado pasado.

El nombre del movimiento, “chalecos amarillos”, hace referencia a las prendas fosforescentes que debe utilizar todo automovilista en caso de incidente en una carretera para tener una mayor visibilidad.

Con información de AFP

Foto: AFP

Foto: AFP

Foto: AFP