China y Argentina abren nueva era con la firma de 30 acuerdos bilaterales

Foto: EFE

(Caracas, 02 de diciembre. Noticias24) – China y Argentina firmaron hoy 30 acuerdos en áreas como economía, comercio y exportaciones, después de una reunión entre los presidentes Mauricio Macri y Xi Jinping, quien llamó a “abrir una nueva era” en las relaciones.

Después del encuentro en la residencia oficial de Macri, la quinta de Olivos, a las afueras de Buenos Aires, Xi indicó que China y Argentina son Estados “relevantes” que deben “fomentar el multilateralismo y el libre comercio” frente al actual “panorama mundial intrincado”.

Lea también Trump abrió una negociación con China y accedió a suspender por 90 días aumento de los aranceles

Xi, quien se reunió este sábado en Buenos Aires con el presidente estadounidense Donald Trump, con el que mantiene en la actualidad tensiones comerciales, destacó hoy junto a Macri que los acuerdos firmados entre China y Argentina darán un “empuje a la cooperación” bilateral.

Los acuerdos firmados entre Argentina y China, sumados a diferentes memorandos de entendimiento, incluyen iniciativas como un plan de acción conjunta de cinco años 2019-2023 (que renueva uno ya existente) y un convenio que elimina la doble imposición con respecto a los impuesto sobre la renta y el patrimonio y previene la evasión fiscal.

A pesar de que Trump y Xi acordaron no imponer nuevos aranceles a partir del 1 de enero y de que se comprometieron a continuar las negociaciones para buscar una salida a su guerra comercial, el conflicto continúa abierto y, sin referirse en ningún momento a Estados Unidos, Xi dijo que, con Argentina, deben remitirse al “espíritu” del G20, cuya cumbre finalizó el sábado en Buenos Aires.

“(China y Argentina) deben hacer valer el espíritu de solidaridad del G20 en firme defensa del multilateralismo y el libre comercio para construir una economía mundial abierta y fomentar la prosperidad del mundo”, sostuvo el mandatario chino.

En esa línea, puntualizó que la economía de su país es “muy resiliente” y, debido a ello, “aunque existe cada vez más incertidumbre a nivel internacional, nada va a impedir a China superar las dificultades y adversidades para alcanzar las metas de desarrollo”.

Macri indicó que el gigante asiático y Argentina son países “complementarios” y que, con los acuerdos firmados, tienen por delante la tarea de “diversificar y potenciar el comercio y las inversiones”, trabajos que se enmarcan dentro de una agenda “a largo plazo”, algo que también recordó Xi.

“Macri y yo acabamos de sostener una reunión muy productiva (…), llegando a importantes consensos con miras al desarrollo a largo plazo”, afirmó el gobernante chino, quien durante la visita fue condecorado con la orden del General San Martín.

Asimismo, agregó que han acordado “planificar con una visión más amplia el gran proyecto de cooperación china con el fin de abrir una nueva era de la asociación estratégica”.

Macri apuntó a la importancia del “apoyo” de las instituciones financieras chinas y las empresas privadas de ese país que invierten en Argentina y comentó que hablaron sobre la posibilidad de abrir una “nueva conexión aerocomercial”.

Uno de los documentos clave firmados fue el acuerdo suplementario de permuta financiera, consistente en una transacción de 60.000 millones de yuanes (8.622 millones de dólares), que se sumará a la permuta ya firmada entre los bancos centrales de las dos naciones en 2017, por lo que la cantidad final asciende a 130.000 millones de yuanes (18.681 millones de dólares).

El objetivo de este tipo de instrumento financiero es reducir las oscilaciones de las monedas y de los tipos de interés.

En materia de exportaciones, se firmó un protocolo de requisitos fitosanitarios para el envío de cerezas argentinas a China; mientras que en el aspecto fiscal, hubo un memorando de entendimiento para la cooperación fiscal y financiera.

En cuanto al resto, se suscribieron acuerdos en ámbitos como cooperación cultural, lucha contra la corrupción, medio ambiente, medios públicos y seguridad.

También se firmaron documentos de diferente naturaleza a la de los acuerdos en terrenos como la adquisición de granos y aceite de soja, el comercio electrónico, un fondo de capital de trabajo por 1.000 millones de dólares, inversiones en proyectos del plan argentino de Participación Público Privada en carreteras y energía y la apertura para mercados para carne ovina y equinos argentinos.

Con información de EFE