X

Internacionales

Estos eran los crueles métodos de tortura que usaba El chapo y su cártel

Foto: Infobae

(Caracas, 11 de diciembre. Noticias24).- El nivel de crueldad y sadismo utilizado por el Cártel de Sinaloa es comparado con los métodos de tortura del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés). Así lo aseguró Joshua Fruth, un oficial estadounidense especializado en inteligencia militar que fue entrevistado por el portal Fox News.

Lea también : Cuba cree que EE UU no puede hablar de DDHH mientras exista el embargo 

“Hace un par de años, los ciudadanos de todo el mundo estaban completamente conmocionados por las decapitaciones y los asesinatos perpetrados por el Estado Islámico (ISIS). Esto me tomó por sorpresa, ya que las mismas tácticas han sido utilizadas por el Cártel de Sinaloa desde hace algún tiempo”, expresó.

Uno de los métodos empleados por la organización de Joaquín El Chapo Guzmán incluía inyecciones de adrenalina. El objetivo era acrecentar la sensación de dolor durante torturas que eran prolongadas el mayor tiempo posible.

Los químicos suministrados servían para afectar el sistema nervioso central y así poder mejorar la respuesta al dolor. “Estas tácticas fueron aplicadas con mujeres y niños que pertenecían a las familias de las organizaciones rivales”, detalló Frtuh.

Algunos rumores indicaron que la motosierra era el instrumento favorito de el Chapo para liquidar a sus rivales.

Hugo Hernández, miembro de un cártel rival, fue una de las víctimas que murió bajo este procedimiento. Su cadáver, cortado en 7 pedazos, fue repartido en varias bolsas de plástico que fueron abandonadas en una calle de Los Mochis, en el estado mexicano de Sinaloa.

Y por si esto no hubiera sido suficiente, la policía descubrió que los homicidas le habían quitado la piel del rostro para coser la piel en un balón de fútbol.

Otro procedimiento consistía en poner a las víctimas en tambores metálicos que eran llenados hasta la superficie con agua hirviendo. En otros casos solo los prendían fuego.

Encerrar a las víctimas con grandes felinos era otra de las prácticas. En muchos casos tigres y leones fueron utilizados para ocasionar muertes violentas y dolorosas.

Otras personas nunca fueron encontradas y hasta la fecha son catalogadas como desaparecidas, ya que sus cuerpos no han sido encontrados por las autoridades.

Las razones por las que una víctima era eliminada variaban. Algunos eran miembros de algún grupo rival y otros simplemente no habían hecho bien su trabajo.

No pagar una deuda o filtrar información a la policía eran otros de los motivos que aseguraban una muerte lenta, dolorosa y sanguinaria.

Brian Cogan, el juez que dirige el juicio contra Guzmán Loera, ha evitado exponer los detalles de los asesinatos cometidos por la organización criminal del capo.

Su argumento es porque se trata de un juicio enfocado en temas de narcotráfico y no en homicidios.

Con información de Infobae