X

Internacionales

Un «chaleco amarillo» murió atropellado por un camión: Francia pidió el cese de las protestas

Foto: Archivo/ AFP

(Caracas, 13 de diciembre – Noticias24).- Un «chaleco amarillo», un hombre de 23 años, murió en Aviñon, sureste de Francia, atropellado por un camión a la salida de una autopista, informó este jueves la fiscalía de la ciudad.

Lea también: El parlamento británico votará sobre el acuerdo de Brexit en enero 

«El conductor está en detención preventiva. La víctima tenía 23 años», indicó la vicefiscal de Aviñón, Caroline Armand.

«En principio el conductor es de nacionalidad polaca», precisó Armand.

El accidente se produjo el jueves, pasada la medianoche, se indicó.

Se trata de la quinta víctima mortal desde el inicio de las protestas de los «chalecos amarillos» el 17 de noviembre pasado.

Cuatro personas murieron en accidentes o incidentes en los cruces de carretera o salidas de autopista donde protestan los «chalecos amarillos».

La quinta víctima murió alcanzada por una granada de gas lacrimógeno en Marsella cuando cerraba un postigo de su apartamento.

El Gobierno francés pide suspender la protesta de los «chalecos amarillos»  

El portavoz del Gobierno francés, Benjamin Griveaux, pidió hoy a los «chalecos amarillos» que suspendan las manifestaciones previstas para el sábado próximo, el quinto consecutivo, ante la situación excepcional que vive el país tras el atentado de Estrasburgo.

En declaraciones a la televisión «Cnews», Griveaux consideró que «no es razonable» mantener las protestas en un momento en que las fuerzas de seguridad están particularmente centradas en la búsqueda del terrorista que provocó, al menos, tres víctimas mortales en Estrasburgo.

Los últimos cuatro sábados, los cuerpos de seguridad franceses han tenido una movilización excepcional ante las manifestaciones de los chalecos amarillos, especialmente violentas en París.

A ello se suma la búsqueda del terrorista de Estrasburgo y el refuerzo suplementario anunciado por el Gobierno tras ese atentado, lo que puede sobrecargar a las fuerzas del orden, indicó Griveaux.

El portavoz del Gobierno consideró, además, que el presidente, Emmanuel Macron, ya ha respondido a algunas de las reivindicaciones de los «chalecos amarillos», por lo que pidió abrir ahora un tiempo de diálogo.

En el mismo sentido se expresó el presidente de la Asamblea Nacional, Richard Ferrand, quien en declaraciones a la radio «France Inter» indicó que «es momento de que el movimiento se detenga para comenzar a construir un nuevo modelo francés».

Agregó que las propuestas de Macron responden «de forma masiva» a las reivindicaciones fundadoras de las protestas de los chalecos amarillos, que se referían a la mejora del poder adquisitivo de los ciudadanos.

También indicó que los ciudadanos, artesanos y comerciantes deben recuperar su plena libertad de movimientos, frente a los bloqueos de carreteras de los chalecos amarillos.

Incluso la líder ultraderechista Marine Le Pen, que ha respaldado a los chalecos amarillos, consideró que el movimiento tiene que tomarse un reposo tras lo sucedido en Estrasburgo.

«Si se mantiene este estatus de alerta terrorista, por definición incluye la prohibición de manifestaciones», dijo la diputada de extrema derecha, que aseguró que no entrará en polémicas por este asunto.

Solo el izquierdista Jean-Luc Mélenchon apeló a proseguir con las protestas y añadir un quinto sábado de manifestaciones por todo el país.

Con información de AFP