X

Internacionales

Mahindra Rajapaksa dimitió como primer ministro de Sri Lanka tras una crisis sin precedentes

(Caracas, 15 de diciembre – Noticias24).- El expresidente Mahindra Rajapaksa dimitió hoy como primer ministro de Sri Lanka después de que su nombramiento desatara hace casi dos meses una crisis sin precedentes en el país, que ha colocado al Gobierno al borde de la paralización.

El controvertido expresidente firmó hoy, en una ceremonia desde su residencia reunido con partidarios, la renuncia al cargo que ocupa desde finales de octubre, en un intento por permitir el regreso de la estabilidad a la nación insular.

“El cambio de gobierno que la gente esperaba ahora ha tenido que postergarse. Pero las personas definitivamente obtendrán el cambio que desean. Nadie podrá evitar eso”, señaló Rajapaksa en una declaración por escrito enviada a los medios locales.

Rajapaksa renunció después de que se conociera que una corte de apelaciones había rechazado restablecer sus funciones como jefe de Gabinete y primer ministro, de las que fue relevado hace dos semanas cuando el tribunal comenzó a revisar la impugnación de su nombramiento, contra el que el Parlamento votó ya dos mociones de censura.

“El principal desafío que debemos afrontar ahora será el de minimizar el daño que puedan hacer las fuerzas destructivas que buscan la restauración de sus posiciones anteriores”, agregó el expresidente en alusión al posible regreso como primer ministro de su predecesor, Ranil Wickremesinghe.

El presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena, sustituyó el 26 de octubre por sorpresa al hasta entonces primer ministro, Wickremesinghe, por Rajapaksa y suspendió las sesiones del Parlamento un día después.

Cuando Sirisena se percató de no iba a tener el apoyo de la mayoría parlamentaria para respaldar el nombramiento de Rajapaksa, disolvió la Cámara y convocó nuevas elecciones, admitiendo que buscaba evitar la discusión parlamentaria sobre su decisión.

Sin embargo, el Tribunal Supremo suspendió el pasado 13 de noviembre la medida que disolvía el Parlamento y ayer declaró inconstitucional su disolución, revocando también la fecha de las elecciones, lo que ha dejado sin salida al Gobierno sirilanqués, que además a raíz de la crisis no ha logrado aprobar el presupuesto fiscal de la nación.

El presupuesto para el 2019 debe ser debatido en la Cámara, que no reconoce a Rajapaksa -quien además ejercía como ministro de Finanzas-, antes de que termine el año en curso para evitar incurrir en el cierre técnico de la Administración, ya que la legislación impide al presidente aprobar partidas presupuestarias.

El Partido de Unidad Nacional, la formación de Wickremesinghe dijo ayer que el destituido primer ministro volverá a tomar juramento en su cargo el próximo domingo.

Con información de EFE