X

Internacionales

LGTB de Tunez denunció caza de bruja contra homosexuales (+detalles)

Foto: Noticias24/Archivo

(Caracas, 21 de diciembre. Noticias24) –La asociación tunecina de defensa de los derechos LGTB Shams denunció hoy «la caza de brujas» contra los homosexuales y mostró su rechazo a la aplicación del artículo 230 del Código Penal que criminaliza la homosexualidad con hasta tres años de cárcel y que cierra el año con cifras récord.

«En 2018 se han producido 123 arrestos, al menos 250 agresiones, más de 500 peticiones de asilo en el extranjero y se han cometido tres asesinatos homófobos», dijo a Efe Mounir Baatour, presidente de Shams y abogado, durante la conferencia de prensa celebrada en la capital bajo el lema «¿Hasta cuándo?».

Lea también: Cuba reconoce al mercado en su economía pero el matrimonio gay está en espera

«Por una simple acusación o por su apariencia física, la policía puede confiscar el teléfono y si encuentra en sus conversaciones o fotos una prueba de su homosexualidad, la persona termina en detención preventiva, obligada a sufrir un test anal y a comparecer ante un juez que juzgará su orientación sexual», explicó Baatur.

«Ante la falta de voluntad política para abolir este artículo hemos propuesto una alternativa: vaciarlo de contenido. Si logramos prohibir el test anal y la utilización de datos personales como prueba, la mayoría de los casos serán desestimados», afirmó.

«Los homosexuales en Túnez atraviesan un periodo frágil y tememos no poder hacer frente a la situación que se dibujará tras la próximas elecciones«, alertó el director ejecutivo de Shams, Bouhdid Belhedi, con respecto a los comicios legislativos y presidenciales previstos a finales de 2019.

Para Faten Kalled, antigua secretaria de Estado de la Juventud y miembro del partido centrista Afek Tounes, tomar parte en este debate tiene un precio político.

«Existe un temor a mostrar públicamente su apoyo porque creen que van a perder votos. La mayoría cree que la sociedad no está preparada» para aceptar el cambio pero justamente el compromiso político debe ser forzar ese cambio«, reveló a Efe.

Ante una sala con apenas una veintena de asistentes y contados periodistas, Shams denunció el ostracismo al que es sometido el colectivo LGBT por parte de la clase política y de la prensa y pidió a la comunidad internacional mayor «presión» sobre el país magrebí para acelerar su compromiso con los derechos humanos.

Con información de EFE