X

Internacionales

Erdogan invitó a Trump a Turquía en 2019 para coordinar acciones en Siria

Foto:EFE

(Caracas, 25 de diciembre. Noticias24).- El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, invitó a su homólogo estadounidense, Donald Trump, a visitar Turquía, en un movimiento de ambos países para estrechar relaciones con el fin de coordinar la retirada esperada de las tropas estadounidenses en Siria.

Lea también: Elevó a 429 el número de muertos por tsunami en Indonesia

La Casa Blanca anunció el lunes por la noche que Erdogan invitó a Trump a visitar Turquía en 2019.

Aunque no se está planeando nada definitivo, el presidente está abierto a una posible reunión en el futuro”, dijo Hogan Gidley, un portavoz de la Casa Blanca.

Mientras tanto, “una delegación estadounidense viajará a Turquía esta semana”, había declarado antes a la prensa el portavoz de la presidencia turca, Ibrahim Kalin. “Hablarán de los medios para coordinar [la retirada] con sus homólogos turcos”.

Tras una conversación telefónica el domingo entre Trump y Erdogan, la presidencia turca había afirmado que ambos dirigentes habían “acordado garantizar la coordinación entre los militares, los diplomáticos y otros responsables de sus países para evitar un vacío de poder que podría ser consecuencia de la retirada y de la fase de transición en Siria“.

En Twitter, Trump afirmó haber hablado con el presidente turco del “EI [grupo yihadista Estado Islámico], nuestro compromiso mutuo en Siria y la retirada lenta y extremadamente coordinada de las tropas estadounidenses de la región”, así como de las relaciones comerciales “considerablemente mayores”.

Por otro lado, Kalin aseguró que la retirada estadounidense no tendría ningún impacto en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en el norte de Siria.

“No habrá tregua en la lucha contra el EI. Turquía mostrará la misma determinación contra el EI. Ralentizar nuestra lucha contra el EI ni se plantea”, dijo.

Además, aseguró que Turquía, para esta lucha, no necesitaba a las milicias kurdas de las Unidades de Protección Popular (YPG) kurdas, apoyadas por Washington pero a las que Ankara considera “terrorista”, pues emanan del Partido de los Trabajadores del Pakistán (PKK).

– Refuerzos en la frontera –

“Como no dejamos a los árabes sirios ser una presa de Dáesh [acrónimo árabe para el grupo EI], no dejaremos a los kurdos sirios ser presas de la crueldad del PKK y de las YPG”, declaró Erdogan durante un discurso en Ankara.

“¿Por qué estamos actualmente en Siria? Para que nuestros hermanos árabes y kurdos reencuentren su libertad“, agregó.

Tras una creciente presión sobre las YPG, desorientadas por el anuncio de la inminente retirada de sus aliados norteamericanos, Turquía ha enviado nuevos refuerzos militares a su frontera con Siria para preparar la próxima ofensiva. Por el momento, Erdogan ha decidido posponerla.

Unidades militares, cañones tipo Howitzer y baterías de artillería fueron transportados en convoyes al distrito de Elbeyli, frente a la frontera siria en la provincia turca de Kilis, según la agencia estatal Anadolu.

El envío de los refuerzos había empezado este fin de semana con la llegada de un centenar de vehículos militares turcos en la región de al Bab, controlada por fuerzas pro turcas en el norte de Siria, indicó el diario Hürriyet.

También han sido desplegados refuerzos militares en la ciudad de Akcakale y el distrito de Ceylanpinar en la provincia de Sanliurfa(sureste de Turquía).

Tomando por sorpresa a los aliados de Estados Unidos, Trump ordenó el miércoles la retirada lo antes posible de los aproximadamente 2.000 soldados estadounidenses. Los militares están en el noreste del país, donde luchan contra los yihadistas junto con las fuerzas democráticas sirias (FDS), una coalición de milicias arabo-kurdas lideradas por las YPG.

El presidente, que se opone desde hace mucho a la presencia estadounidense en un conflicto considerado costoso, estimó que las tropas ya no eran útiles porque el grupo Estado Islámico (EI) estaba “en gran parte vencido“.

La coalición kurdoárabe ha avanzado en el último reducto del EI en la provincia de Deir Ezzor, informó una ONG, el Observatorio sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Según el Washington Post, que cita fuentes de la Casa Blanca, los asesores de Donald Trump lo convencieron de que retirara las tropas estadounidenses más lentamente de lo que le hubiera gustado para que su seguridad no se viera amenazada.

Con información de AFP