X

Internacionales

Con problemas en papeletas transcurrieron las elecciones en la República Democrática del Congo

Foto: EFE

(Caracas, 30 de diciembre.Noticias24).- Los colegios electorales abrieron hoy en la República Democrática del Congo (RDC) para que más de 39 millones de personas pudieran votar en unos comicios generales en los que se elegiría al sucesor del presidente, Joseph Kabila.

Los centros de votación abrieron a las 06:00 hora local (05:00 GMT) y cerraron a las 18.00 hora local (17.00 GMT).

Los congoleños votaron a sus diputados nacionales y provinciales y a su presidente en los 75.781 colegios habilitados en el país, excepto en las circunscripciones de Beni y Butembo, en la provincia de Kibu del Norte (noreste), y Yumbi, en la provincia de Mai-Ndombe (oeste).

La Comisión Electoral Nacional Independiente (CENI) aplazó en esos tres territorios, que agrupan a más de 1,2 millones de votantes, los comicios hasta marzo por la inseguridad y el brote de ébola que ha causado ya 360 muertos en Kivu del Norte, así como por la violencia étnica que recientemente ha afectado a Yumbi.

«¡Por fin ha llegado el día tan esperado! ¡La historia de la RDC se escribirá en función de las elecciones que hagamos hoy! Para que nuestras voces cuenten, llueva o no llueva, ¡votemos en paz! ¡Viva la democracia! ¡Viva la República Democrática del Congo!», afirmó a primera hora la CENI en su cuenta oficial de la red social Twitter.

Se trató de las primeras elecciones en 17 años en las que Kabila no es candidato, tras acatar el límite constitucional de dos mandatos y presentar en su lugar a Emmanuel Ramazani Shadary, un ex vice primer ministro y titular de Interior con una trayectoria política controvertida y manchada por sanciones de la Unión Europea.

Contra él se postularon dos grandes coaliciones, Dirección al Cambio (CACH), liderada por el presidente del mayor partido de la oposición, Félix Tshisekedi; y Lamuka («Despierta», en lingala), encabezada por el diputado nacional Martin Fayulu.

Las elecciones estaban planeadas para diciembre de 2016, cuando expiraba el segundo -y último- mandato de Kabila, que gobierna desde 2001, pero la CENI las ha pospuesto por «problemas técnicos» desde entonces.

El último aplazamiento se produjo la semana pasada,
al retrasarse del 23 al 30 de diciembre.

La RDC aspiró en estas elecciones a conseguir la primera transición pacífica de poder de su historia tras independizarse de Bélgica en 1960.

Un bastión de la oposición en RDC sin votar

Miles de personas del barrio Limeté en Kinshasa, bastión de la oposición, no pudieron votar en estas elecciones debido a la ausencia de listas y papeletas electorales.

Más de seis horas después de que los centros de votación abrieran sus puertas, decenas de personas esperan frente a la escuela Enodie de este enclave con la ilusión de depositar su voto.

«Estamos en un bastión de la oposición», dice a Efe a modo de justificativa Albert Lubama, quien asegura que lleva desde las 5.45 hora local (4.45 GMT) a la espera.

Precisamente, en el barrio de Limeté se sitúa la sede del mayor partido de la oposición, la Unión por el Progreso y el Desarrollo Social (UPDS), liderada por el candidato presidencial Félix Tshisekedi.

Personal de la Comisión Electoral del país (CENI), ente encargado del buen desarrollo de estos comicios, asegura a Efe en la escuela Enodie -donde deberían votar 6.040 congoleños- que ya han informado a la sede central sobre este problema.

Sin embargo, la gente que se amontonó en el exterior empieza a mostrarse inquieta, y unos y otros exclaman que lo único que quieren es poder votar en unos comicios que llegan con dos años de retraso.

«Estamos aquí desde la mañana (…), pero nos han dicho que las papeletas aún no habían llegado. Ahora va a ser mediodía y seguimos igual», explica Jeremie Maikandi, un joven de este barrio.

«No tenemos ninguna seguridad de que la CENI vaya a traerlo (el material electoral)», lamenta, y como muchos otros congoleños, opina que los comicios de hoy «no son elecciones creíbles».

Testigos locales aseguraron que de las once máquinas de voto existentes en este centro seis no tienen cable, mientras que según pudo constatar Efe, ninguna de las aulas dispone de máquinas ni de urnas.

La ausencia de papeletas se sumó a otros problemas registrados durante esta jornada, como el mal funcionamiento de algunas máquinas electrónicas o la falta del nombre de algunos votantes en las listas electorales.

«Vamos a votar sin papeletas, las escribimos nosotros y listo», expresa con desesperación uno los votantes ante la pasividad de las autoridades.

Con información de EFE