X

Internacionales

Erdogan calificó de «inaceptables» declaraciones de Bolton sobre milicias kurdas de Siria

Foto: Archivo/ AFP

(Caracas, 08 de enero. Noticias24).- El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, criticó con vehemencia el martes las declaraciones del consejero de Seguridad Nacional estadounidense, John Bolton, que defendió el domingo a los aliados kurdos de Washington en Siria, considerados «terroristas» por Ankara.

Lea también:  El presidente de Cuba asistirá a la investidura de Maduro en Venezuela 

Erdogan reaccionó así poco después de que terminara una reunión de Bolton de dos horas en Ankara con el asesor del presidente turco Ibrahim Kalin, sobre la anunciada retirada de Estados Unidos de Siria.

«No es posible aceptar o digerir el mensaje que envió Bolton desde Israel», dijo Erdogan ante legisladores de su partido.

«John Bolton cometió un grave error», añadió.

El domingo en Israel, Bolton aseguró que la retirada de Estados Unidos de Siria debía hacerse de manera que quede «absolutamente garantizada» la defensa de Israel y «de otros amigos».

«Esta gente son terroristas, algunos dicen ‘no los toquen, son kurdos. Podrían ser también turcos, turcomenos o árabes. De donde vengan, si son terroristas, entonces haremos lo necesario», lanzó el presidente turco.


«Pronto vamos a pasar a la acción para neutralizar a los grupos terroristas en Siria», insistió.

Un portavoz de Bolton, Garrett Marquis, calificó no obstante como «productiva» la reunión con Kalin.

Washington apoya en Siria a una alianza kurdo-árabe, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), que combate a los yihadistas de Estado Islámico, y que está controlada por la milicia kurda Unidades de Protección Popular (YPG), que considera «terroristas».

El New York Times publicó antes de que comiencen los encuentros una tribuna del jefe de Estado turco, en la que presentaba la estrategia turca para «estabilizar» la situación en Siria y eliminar de allí las «raíces» de la radicalización tras la retirada de Estados Unidos.

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció en diciembre la retirada de unos 2.000 soldados estadounidenses desplegados en Siria, lo que sorprendió a los aliados de Washington, tanto a las milicias kurdas sobre el terreno como a los otros miembros de la coalición internacional antiyihadista.

– ‘Ritmo adecuado’ –
Turquía lleva meses amenazando con lanzar una nueva ofensiva en el norte de Siria para eliminar a las YPG, y en las últimas semanas envió refuerzos militares a la frontera siria.

Ibrahim Kalin, que sostiene desde hace tiempo que Ankara está dispuesta a llevar a cabo una operación «en cualquier momento», afirmó la semana pasada que las autoridades turcas esperaban obtener de Bolton los detalles sobre el plan de retirada de Estados Unidos.

Bolton viajó a Turquía acompañado del jefe del Estado Mayor, Joseph Dunford, y del enviado especial para la coalición internacional antiyihadista, James Jeffrey.

Desde el anuncio de Trump, el gobierno estadounidense ha enviado varios mensajes para matizar la impresión inicial de una salida precipitada.

«¡Dejaremos (Siria) a un ritmo adecuado mientras que continuaremos luchando contra el Estado Islámico y haciendo todo lo que sea prudente y necesario!», tuiteó el mandatario el lunes.

– Espacio aéreo –
El anuncio sorpresa de la retirada estadounidense y las dudas acerca de cómo se realizará y cuándo, llevaron a Ankara a aplazar la ofensiva que parecía estar a punto de llevarse a cabo a mediados de diciembre en el norte de Siria.

«La operación militar turca es muy poco probable mientras no se resuelva la cuestión del control del espacio aéreo en el noreste de Siria», consideró el analista militar Metin Gürcan.

No está claro si Estados Unidos quiere también abandonar el espacio aéreo sirio y, de ser así, si Rusia, aliado del régimen sirio, permitirá a Ankara bombardear en territorio sirio, agregó.

El grupo EI «está actualmente a 350 km de la frontera turca. ¿Cómo se supone que la Fuerza Aérea turca podrá atacarlos? Sin el visto bueno de Moscú, eso es imposible», explicó.

Al término de los diálogos en Rusia a finales de diciembre, Ankara y Moscú anunciaron que querían «coordinar sus acciones» en Siria tras la retirada de Estados Unidos.

Turquía «es la única parte interesada que puede trabajar simultáneamente con Estados Unidos y Rusia», subrayó Erdogan, explicando que pretende apoyarse en esas asociaciones para «cumplir el trabajo» en Siria.

Con información de AFP