X

Internacionales

Diputados británicos frustrados con May intentan tomar el control del Brexit

Foto: Archivo/ AFP

(Caracas, 22 de enero. Noticias24).- Varios grupos de diputados británicos frustrados con la estrategia de la primera ministra Theresa May sobre el Brexit preparan enmiendas a su plan, en un intento de imponer nuevos enfoques que podrían incluir aplazar el Brexit o convocar un nuevo referéndum.

Lea también: ¡España en vilo! Este es el plan de rescate para sacar del pozo al pequeño Julen  

La Cámara de los Comunes rechazó el acuerdo de May la semana pasada, dejando a Reino Unido ante la amenaza de salir de la Unión Europea el 29 de marzo sin un acuerdo.

La jefa de gobierno prometió intentar renegociar el texto, pero sus detractores afirman que no lo conseguirá y defienden que el parlamento debe tomar ahora el control.

El gobierno de May organizó una votación sobre su nuevo plan para el 29 de enero, y varios grupos de diputados ya empezaron a presentar sus enmiendas.

¿Cuáles son las principales propuestas?  

– Unión aduanera y segundo referéndum:

Una enmienda presentada por el líder del opositor Partido Laborista, Jeremy Corbyn, pide que se debata y se vote sobre las opciones para evitar un Brexit sin acuerdo.

– Estas incluyen negociar una nueva unión aduanera entre Reino Unido y la Unión Europea y una “relación fuerte” con el mercado único europeo. También organizar un segundo referéndum sobre el acuerdo final.

¿Votaciones indicativas?  

La diputada laborista Hilary Benn elaboró una enmienda en la que pide al gobierno que lleve a cabo una serie de votaciones indicativas para comprobar qué opción tendría mayor apoyo de la cámara.

Estas incluirían votar sobre un Brexit sin acuerdo, un segundo referéndum o una renegociación con Bruselas.

¿Retrasar el Brexit?  

La diputada laborista Yvette Cooper presentó una enmienda para obligar al gobierno a permitir el debate en el parlamento de una proposición de ley elaborada por ella para evitar un Brexit sin acuerdo.

Esta legislación establece que si en la fecha del 26 de febrero no se ha aprobado un acuerdo de Brexit, el gobierno debe retrasar la salida de Reino Unido de la Unión Europea hasta el 31 de diciembre de 2019.

Esta opción tiene el apoyo de algunos exministros del Partido Conservador de May.

Lo único que pude obligar a un gobierno a actuar contra su voluntad es una ley, por eso Cooper presentó la proposición. Sin embargo, le puede costar que el parlamento la apruebe llegado el momento.

¿Tiene razón de intentarlo?  

El ministro de Comercio Internacional, Liam Fox, acusó a los diputados de intentar “secuestrar el Brexit” y de negar el resultado del referéndum que en 2016 decidió la salida británica de la UE.

Pero Corbyn afirmó que el gobierno no tiene ideas nuevas y que “los diputados deben actuar ahora para romper el bloqueo”.

Hilary Benn agregó: “los diputados que hacen su trabajo no son conspiradores, están intentando solventar el lío que creó la primera ministra”.

¿Tendrán éxito?  

No todas las enmiendas presentadas serán sometidas a votación. La selección la hará el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, el 29 de enero por la mañana.

Cualquiera de las enmiendas votadas necesitaría el apoyo de diputados de todos los partidos, pero es poco probable que el plan de Corbyn sea respaldado por los rebeldes del Partido Conservador.

Técnicamente, ninguna enmienda aprobada sería vinculante legalmente pero políticamente sería muy difícil para Theresa May ignorarlas.

“Es una oportunidad para que la cámara exprese su voluntad política”, dijo su portavoz, especialmente si un número importante de diputados rebeldes conservadores apoyo alguna enmienda.

Con información de AFP