X

Internacionales

Autoridades decomisan 118 kilos de explosivos en el suroeste de Colombia

Foto: Imagen Referencial/ Archivo Noticias Caracol

(Caracas, 24 de enero. Noticias24).- Las autoridades colombianas capturaron en el departamento del Cauca (suroeste) a dos hombres que transportaban en un vehículo un lanzacohetes y 118 kilos de pentolita, el explosivo con el que el ELN realizó la semana pasada un atentado contra la Escuela de la Policía en Bogotá que dejó 20 muertos.

Lea también: FMI: Venezuela encara muchos desafíos y esperamos que puedan resolverlos  

Así lo informó hoy el Ejército colombiano, que detalló en un comunicado que la camioneta fue detenida en un puesto de control de las autoridades en la carretera que comunica a los municipios de Suárez y Timba, en Cauca, y allí fue decomisada el arma y la pentolita ecuatoriana.

En ese sentido, el Ejército detalló que la operación ocurrió en la vereda (caserío) de San Francisco, que hace parte de Suárez, donde se encontró «un lanzacohetes antitanque M-80 de fabricación yugoslava y 235 bloques de demolición pentolita ecuatoriana».

Los explosivos y el arma iban a ser comercializados por la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), aunque «la autoridad competente continuará las investigaciones que permitan establecer a quién pertenecía el explosivo», agregó la información.

Los capturados, los explosivos, el arma, el vehículo y un celular que había en la camioneta fueron puestos a disposición de la Fiscalía, que continuará con «su respectivo proceso de judicialización».

El jueves pasado, una camioneta cargada con 80 kilos de pentolita estalló en la Escuela de Cadetes de la Policía General Francisco de Paula Santander, en Bogotá, atentado que dejó 20 muertos, más el autor material, y 68 heridos.

Asimismo, las autoridades informaron ayer que el ELN atacó un puesto policial en Saravena, en el departamento de Arauca (este), hecho que dejó un atacante muerto y dos transeúntes venezolanos heridos, mientras que en Anorí, en Antioquia (noroeste), hubo otra incursión sin consecuencias.

Esa guerrilla, según un informe de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares), se fortaleció los últimos años en Colombia al pasar de 96 municipios en los que tenía presencia en 2016 a 112 en 2018.

Con información de EFE