X

Internacionales

Alto representante del Vaticano dimitió luego de que una ex monja lo denunciara por acoso sexual

Foto: EFE

(Caracas, 30 de enero. Noticias24).- El sacerdote austriaco Hermann Geissler, dirigente de la Congregación para la Doctrina de Fe – órgano de la Santa Sede encargad de custodiar la correcta doctrina católica en la Iglesia – , presentó este martes su denuncia tras ser acusado de acoso sexual por una exmonja alemana, Doris Wagner.

Lea también: Al menos dos muertos y cuatro heridos tras una explosión en el sur de Filipinas  

De acuerdo con la agencia francesa Agence France-Presse (AFP), el hecho ocurrió durante el sacramento de la confesión.

“El padre Geissler tomó esta decisión para limitar los daños ya causados a la Congregación y a su comunidad. Afirma que la acusación en su contra es falsa” y “se reserva el derecho a presentar una posible demanda civil”,”, explicó el comunicado de la congregación, citado por la agencia de noticias.

Wagner, teóloga de 34 años, explicó que había sufrido abusos sexuales durante sus ocho años de vida religiosa, además, denunció que fue violada por un cura y luego por el confesor.

De acuerdo con la agencia, la teóloga detalló que Geissler – quien ya había sido denunciado en 2014 por acoso – la “tenía horas, arrodillada ante él, me decía que me amaba y que sabía que yo lo amaba también”, así como señaló que, al pedir cambio de confesor, la madre superiora indicó que tenía conocimientos de estas acciones y “que le gustaban los jóvenes”.

El cura que la violó tuvo el cargo de Secretaría de Estado del Vaticano hasta que fue despedido por la Santa Sede, no obstante – señaló Wagner – , este cura aún presta servicio episcopales en una comunidad con varias monjas jóvenes.

El auge de la pederastia y demás acusaciones contra miembros de la Iglesia obligaron recientemente al Papa Francisco a convocar a todos los jefes episcopales del mundo a una cumbre extraordinaria, que se llevará a cabo en el mes de febrero de 2019.

Solo entre los años 2001-2010 se evaluaron un total de 3.000 casos de sacerdotes y religiosos que cometieron pedofilia en los últimos 50 años en el mundo, de acuerdo con un informe presentado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Con información de AVN