X

Internacionales

Varias personas continúan sepultadas en el edificio derrumbado en Estambul

Foto: Cortesía El Comercio

(Caracas, 07 de febrero. Noticias24).- El ministro turco de Urbanismo, Murat Kurum, aseguró hoy que varias personas continúan atrapadas bajo los escombros de un edificio de ocho plantas que se derrumbó ayer por la tarde en Estambul y causó al menos tres muertos y 13 heridos.

Lea También: ¡Increíble! Una pareja duró 3 minutos casada y luego se divorció por esta razón

“Tenemos información de que aún hay personas (atrapadas). No sería correcto dar un número exacto ahora. Estamos tratando de mantenerlos vivos a todos. Las labores de rescate continúan”, señaló Kurum en declaraciones a los medios desde el hospital donde tratan a las personas rescatadas.

“Nuestros amigos (fuerzas de rescate) nos informan de que se escuchan voces desde el fondo (de los escombros). Queremos profundizar el trabajo en estas zonas. Llegaremos a varias personas hasta que caiga la noche”, añadió.

La última en ser rescatada es una niña de cinco años, que se encuentra en buen estado, informa la prensa local.

Los heridos están siendo atendidos en un hospital de la zona, de los cuáles cuatro se encuentran en estado grave.

Según las autoridades turcas, en el edificio había 14 viviendas y en el registro municipal constaban 43 residentes.

El edificio fue construido en 1992 con cinco plantas, pero por encima de esa cantidad prevista se agregaron luego de forma ilegal otras tres.

En el sótano del edificio funcionaba además un taller textil, sin licencia, con más de 20 empleados, que no estaban en el edificio en el momento del accidente.

Mientras las labores de rescate continúan, las autoridades han evacuado otros siete edificios de la zona tras detectar riesgos de derrumbe en sus estructuras.

Foto: Cortesía El Comercio

Foto: Cortesía El Comercio

Foto: Cortesía El Comercio

Foto: Cortesía El Comercio

Foto: Cortesía El Comercio

Foto: Cortesía El Comercio

Foto: Cortesía El Comercio

Foto: Cortesía El Comercio

Foto: Cortesía El Comercio

Con información de EFE