X

Internacionales

Condenados a muerte los asesinos de asesor legal de la líder birmana Suu Kyi

Foto:Diario.es

(Caracas, 15 de febrero. Noticias24).- Un tribunal birmano condenó hoy a muerte a dos de los responsables del asesinato de Ko Ni, asesor legal de la líder de facto del gobierno del país, Aung San Suu Kyi, en enero de 2017 en el aeropuerto de Rangún.

Kyi Lin, que descerrajó un tiro en la cabeza al abogado cuando éste acababa de regresar de un viaje y en su huida disparó a un taxista que trató de aprehenderle, fue condenado a morir en la horca por el asesinato de Ko Ni, así como a 20 años de cárcel por el homicidio del taxista, Nay Win, y a otros 3 años por posesión ilegal de armas.

El tribunal de Rangún, antigua capital birmana y ciudad más populosa del país, también condenó a muerte a Aung Win Zaw por planear el asesinato de Ko Ni.

La pena de muerte sigue estando legalmente vigente en Birmania, pero en la práctica no se ha aplicado en ningún caso desde finales de los años ochenta.

Dos cómplices, Zeyar Phyo y Aung Win Tun, fueron condenados a 5 y 3 años de cárcel, respectivamente, por financiar la operación y proporcionar refugio de la justicia al segundo de los condenados a la pena capital.

En la época en que fue asesinado, Ko Ni, un abogado musulmán en un país de mayoría budista en que sus correligionarios han sufrido políticas discriminatorias durante años, estaba trabajando en la forma de enmendar la Constitución birmana para reforzar a las autoridades civiles frente a las militares.

La Constitución aprobada en 2008 fue diseñada por la Junta militar que gobernó el país asiático entre 1988 y 2011 para que los militares conservaran gran parte de su poder tras la transición a lo que ellos mismos denominaron en llamar una “democracia disciplinada”, que dio comienzo hace ocho años.

Se cree que el asesinato de Ko Ni fue planeado por militares ultraconservadores que querían poner fin a sus intentos de enmendar la Constitución y la policía considera como principal instigador del asesinato a Aung Win Khine, un teniente coronel del Ejército jubilado que se halla en paradero desconocido.

Con información de EFE