X

Internacionales

Chalecos amarillos retoman las calles por décimo quinto sábado consecutivo

Foto: Referencial / Twitter

(Caracas, 23 de febrero. Noticias24).- Los «chalecos amarillos» franceses, que protestan desde hace más de tres meses contra la política social y fiscal del presidente Emmanuel Macron, retoman las calles por 15º sábado consecutivo con la esperanza de frenar el declive de su movilización.

Lea también: ¡Crece la indignación! La Iglesia católica “destruyó” archivos sobre los autores de abusos sexuales

En su primera manifestación, el 17 de noviembre, 282.000 chalecos amarillos lanzaron en todo el país este atípico movimiento de protesta, apolítico y al margen de los sindicatos, oponiéndose originalmente a la subida de los carburantes y exigiendo un mayor poder adquisitivo.

El movimiento, en sus inicios apoyado por una mayoría de franceses, constituyó la peor crisis que tuvo que afrontar Macron desde su elección en mayo de 2017.

Pero el sábado pasado, 16 de febrero, fueron solamente 41.000 manifestantes en todo el país, según datos oficiales que los «chalecos amarillos» cuestionan.

Este sábado en París hay cinco manifestaciones declaradas, según la policía. Una de ellas saldrá del Arco de Triunfo en los Campos Elíseos, símbolo de la República francesa que fue degradado durante una de las primeras protestas de los «chalecos amarillos», marcada por numerosos actos de violencia.

Los manifestantes prevén también una «caminata por los barrios ricos» en torno a los Campos Elíseos y una parada ante la sede de la patronal francesa, Medef.

Numerosas manifestaciones están igualmente previstas fuera de París, en especial en Clermont-Ferrand (centro), donde las autoridades locales adoptaron medidas de protección ante la anunciada llegada de 3.000 personas y el temor a que se produzcan actos de vandalismo.

En Toulouse (sur) un centenar de personas, entre las que había «chalecos amarillos», bloquearon este sábado la plataforma de Amazon en esta ciudad, impidiendo cualquier actividad.

Las imágenes de la violencia en las manifestaciones de los «chalecos amarillos» dieron la vuelta al mundo y afectaron la imagen de Francia, primer destino turístico del planeta.

Este sábado se vuelven a temer actos de violencia, que han generado una gradual pérdida de popularidad del movimiento entre la opinión pública francesa.

Once personas han muerto desde el inicio del movimiento en noviembre pasado, en su mayoría debido a accidentes en los puntos de bloqueo instalados por los «chalecos», y 2.000 han resultado heridas en las manifestaciones, según los «chalecos amarillos» debido a la «violencia policial».

Más de 200 casos de abusos por parte de las fuerzas de seguridad han sido reseñados ante el organismo de investigación interna de la policía.

con información de AFP