X

Internacionales

¡Inédito! Operan del corazón al paciente más pequeño del mundo, un bebé de 1 kilo

Foto: Twitter

(Caracas, 26 de febrero. Noticias24).- María pesaba solo 1.310 gramos, pero su corazón podía latir hasta 300 veces por minuto (lo normal son 150), por eso hubo que provocar su nacimiento y que pasara por quirófano para una ablación cardiaca, convirtiéndose en la paciente más pequeña del mundo sometida a esta práctica.

La niña fue operada el pasado cuatro de enero en el Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona (noreste de España), después de que los fármacos que se habían suministrado a la madre durante el embarazo y a María tras su nacimiento, en la semana 30 por parto provocado, no fueran capaces de solucionar su incesante taquicardia.

Lea también: Joven ha tenido 17 abortos y descubrieron que tiene el útero del grosor de un papel

Mes y medio después de la intervención, la tranquilidad ha vuelto a la familia de María y sus padres, Raquel y Alfonso, expresaron este martes su agradecimiento a los profesionales de los hospitales Miguel Servet y Sant Joan de Déu, que atendieron el embarazo, parto y la operación de la niña, que se ha convertido así en la persona de menor edad en ser intervenida de una arritmia en el mundo.

Los doctores Josep Brugada y Georgia Sarquella, de la Unidad de Arritmias del Sant Joan de Déu, explicaron en una rueda de prensa los detalles de la ablación cardíaca.

Para realizar el procedimiento hubo que introducir un catéter por la pequeña vena femoral de la niña, de menos de un milímetro, el cual dirigieron hacia el corazón, que medía menos de dos centímetros.

El equipo médico que atendía a la madre de María detectó durante la vigésima semana de gestación que el feto padecía una taquicardia incesante que hacía que su corazón latiera hasta a 300 pulsaciones por minuto cuando lo habitual es la mitad o un poco menos, explicó el doctor Brugada.

En el hospital Miguel Servet de la localidad de Zaragoza, donde reside la familia, intentaron combatir la taquicardia suministrando varios fármacos antiarrítimicos a la madre, para que, a través de la placenta, llegaran a la criatura.

Con el tratamiento se consiguió alargar el embarazo y retrasar el parto hasta la semana 30 de gestación, cuando se provocó el parto.

La niña tampoco respondió a los tratamientos farmacológicos y la insuficiencia cardíaca grave que padecía «estaba poniendo seriamente en peligro su vida», indicó la doctora Sarquella.

La Unidad de Arritmias del Hospital Sant Joan de Déu es el único centro de referencia en España designado para el tratamiento de las arritmias pediátricas.

En esta unidad fueron operados en los últimos años 36 niños de menos de diez kilos de peso, y en 2003 se intervino de una «situación idéntica» a la de María al otro bebé más pequeño operado de una ablación cardíaca en aquel momento.

Brugada explicó hoy que aquel bebé, de 1.540 gramos de peso, es hoy un adolescente de 15 años y 1,75 metros de altura que se desarrolla con normalidad y «está fantástico».

«Hay que quedarse con lo positivo de esta experiencia tan dura que hemos vivido», desde el embarazo, el nacimiento de la pequeña el pasado 23 de diciembre y la operación en Barcelona, relató la madre con la voz emocionada pero también alegre.

A partir de ahora, María deberá pasar controles clínicos periódicos hasta llegar a la edad adulta, si bien los doctores han considerado que está curada y que las complicaciones tardías no son probables, dada la experiencia que tienen de los últimos veinte años en la Unidad de Arritmias.

Con información de EFE.