X

Internacionales

Presidente de Filipinas dijo que la «iglesia católica desaparecerá en 25 años»

Foto: Cortesía RT

(Caracas, 03 de marzo. Noticias24).- El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, manifestó que «la Iglesia católica desaparecerá. En 25 años desaparecerá. No más, la gente la olvidará».

Lea También: Presidente de Filipinas arremetió contra los obispos católicos e invitó a matarlos 

El pasado lunes por la noche, el mandatario dijo que si «ya insulté a Dios, a los santos e invitó a matar sacerdotes». Estas palabras de Duterte se deben a los diferentes escándalos sexuales que involucran a los sacerdotes a pederastia, lo cual para el jefe de estado «pondrá fin a está religión».

Según Duterte, «la gente no olvidará» las maneras en que se conduce el «clero católico», del que dijo que cuando se excitan, «van tras las monjas» y «si son gays, van tras los muchachos». «¿Quién necesita una religión como esa?», se preguntó.

El presidente filipino afirmó que no está enojado con la institución, sino con ciertos religiosos. Además declaró que cuando estudiaba en la escuela «sufrió abusos por parte de un sacerdote».

Tras estas afirmaciones, el vocero del mandatario, Salvador Panelo, aclaró que el enfado del jefe de Estado estaba dirigido a ciertos religiosos que «violaron sus propios votos». «Hasta el papa se convirtió en el crítico número uno de la Iglesia católica», dijo. Con todo, quiso dejar claro que el presidente «cree en Dios, reza e invoca a Dios».

Una historia repetida  

Esta no es la primera vez que Duterte se expresa así de la Iglesia Católica, el se ha pronunciado en varios oportunidades cuando el clero se opuso a su guerra contra las drogas.

Además de afirmar que las Iglesia será olvidada en 25 años, el presidente calificó a Dios como «estúpido», a los santos como «malditos» y como «tonta» la doctrina de la Santísima Trinidad. También aseguró que no cree en el pecado original ni en el infierno.

Además de hablar sobre la crucifixión en un discurso público, señaló: «Tu Dios fue clavado en la cruz. ¡Mierda, qué poco impresionante! ¿Soy Dios y me crucificarás? Hijo de puta. Les diría: Rayo, termina con ellos. Quema a todos los no creyentes».

En cuanto a sus críticas a los sacerdotes, aseguró que «la mayoría de ellos son homosexuales». «Deben salir a la luz, suspender el celibato y permitirles tener novios», sostuvo. Y, por si fuera poco, instó a la población a asesinarlos: «Cuando un obispo pasa, organiza un atraco porque tiene mucho dinero (…) matar a todos esos obispos. Son inútiles».

Con información de actualidad.rt.com