X

Internacionales

Hombre mató a su esposa e hijos por celos y luego se suicidó

Foto: Daily Mail

(Caracas, 4 de marzo – Noticias24).- Un hombre asesinó a su esposa y a sus dos hijos pequeños porque pensaba que su esposa le era infiel, luego saltó a su muerte desde un acantilado donde él le había propuesto matrimonio 17 años antes, según una investigación.

Paul Newman de 42 años, asesinó a Geraldine su esposa de 51 años, con un martillo y luego apuñaló a su hijo e hija. Los asesinó después de creer erróneamente que Geraldine lo estaba engañando con otro hombre.

Lea también: Espantoso suceso en México: hombre asesina a su esposa y degüella a sus dos hijas pequeñas

Después del hecho huyó en un viaje de tren a 180 millas desde Leeds hasta la Isla de Anglesey en Gales y se lanzó desde lo alto de un acantilado de 240 pies, donde lo había propuesto matrimonio a su esposa años antes.

El cuerpo de la mujer y sus hijos, Shannon de 11, y Shane de 6, fueron descubiertos en la casa de la familia Allerton Bywater cerca de Leeds el 2 de febrero de 2016.

Por otra parte el cuerpo de Newman fue encontrado en el fondo del acantilado en Gales el mismo día.

La Corte Forense de Wakefield escuchó que Newman había golpeado a su esposa con un martillo en la cabeza al menos tres veces, luego tendió su cuerpo en el sofá de la sala y lo cubrió con un edredón.

Luego puñaló a Shannon y Shane en el pecho y el cuello 22 veces y luego colocó sus cuerpos en una cama y los cubrió con un edredón, una estatua de Jesús, rosarios y cruces, según el tribunal.

Los oficiales recuperaron una nota de la escena que detallaba “cuánto amaba” a sus hijos.

Newman había sido encarcelado durante 17 semanas en octubre de 2013 por agresión a Geraldine después de que leyó los mensajes en su teléfono de otro hombre, de acuerdo con informacion del tribunal.

La mujer le permitió regresar a la casa familiar después de salir de la cárcel antes de desterrarlo en diciembre de 2015.

Apenas unas semanas antes de los horribles asesinatos, Geraldine, que se había separado de su marido pero aún no se había divorciado de él, le envió un mensaje de texto a un miembro de la familia de Newman diciendo que estaba “aterrorizada”, según el tribunal.

Estaba tomando antidepresivos y sufría de TOC, que es algo sobre lo que buscaba consejo médico en el momento de los ataques, según el tribunal.

El detective retirado Paul Johnston, quien realizó una revisión de las agencias que se ocuparon de la familia Newman, dijo que el asesino probablemente llevó a cabo el ataque porque pensó que su esposa lo había dejado con otro hombre.

Añadió que no había evidencia que sugiriera que sus sospechas eran precisas.

Al declarar, Richard Smith, de la policía de West Yorkshire, dijo: “Ha habido varios problemas en la relación por los que buscó ayuda profesional”.

El Sr. Smith dijo que el día de los asesinatos, Newman contactó a las escuelas de niños y al lugar de trabajo de Geraldine, una tienda de Wilkos, para decirles que no asistirían.

Finalmente todo termino en tragedia.

Con información de Daily Mail