X

Internacionales

El papa Francisco lamenta que el dopaje y la corrupción «contaminen» el deporte

Foto: EFE / Archivo

(Caracas, 09 de marzo – Noticias24).- El papa Francisco lamentó hoy cuando el dopaje, la deshonestidad, la falta de respeto por uno mismo y por los adversarios o la misma corrupción se producen en el deporte y lo contaminan, al recibir a una delegación de la Unión Ciclista Internacional (UCI).

En su discurso, el papa elogió a los ciclistas que han sido ejemplo «de integridad y coherencia, dando lo mejor de sí mismos compitiendo en bicicleta».

Y habló del ciclismo como «uno de los deportes que pone de relieve algunas virtudes como la resistencia a la fatiga, en las largas y difíciles subidas; la valentía; la integridad en el respeto de las reglas, el altruismo y el sentido de pertenecer a un equipo».

Valoró que en el ciclismo como en la vida, a veces, «es necesario cultivar un espíritu de altruismo, generosidad y comunidad para ayudar a los que se han quedado atrás y necesitan ayuda para alcanzar un determinado objetivo».

Pero, por otra parte, afirmó que a veces el deporte se convierte «en una herramienta al servicio de otros intereses, como el prestigio o el beneficio económico»

Y entonces «hay desórdenes que contaminan el deporte». Y dirigió su pensamiento al dopaje, la deshonestidad, la falta de respeto por uno mismo y por los adversarios o la misma corrupción», agrego.

El pontífice argentino destacó que practicar el deporte «nos enseña a no desanimarnos y a empezar de nuevo con determinación después de una derrota o después de una lesión» y es por ello «una ocasión para expresar con entusiasmo la alegría de vivir y la satisfacción de haber alcanzado una meta».

Y señaló que «los atletas tienen esta extraordinaria oportunidad de transmitir a todos, especialmente a los jóvenes, los valores positivos de la vida y el deseo de gastarla en metas altas y nobles».

La audiencia con el papa se produjo en ocasión del congreso anual de la Unión ciclista Europea y estuvo presente en la ocasión el presidente de la UCI, David Lappartient.

Con información de EFE