X

Internacionales

Iglesia chilena pide a Vaticano echar a sacerdote acusado de violación en la Catedral

Foto: Twitter

(Caracas, 14 de marzo. Noticias24).- El Arzobispado de Santiago informó este jueves que envió al Vaticano una solicitud para tramitar «con celeridad» la expulsión del sacerdocio del presbístero Tito Rivera, acusado de violar a un hombre al interior de la Catedral de la capital chilena.

Un día después de una entrevista a la televisión que concedió Rivera -en la que la afirmó que el 50% de los sacerdotes chilenos son homosexuales-, el Arzobispado de Santiago informó en un comunicado que «ha enviado a la Santa Sede la solicitud de dimisión del ministerio del presbítero, sugiriendo al Santo Padre que se tramite con celeridad».

Lee también: Al menos 400 curas polacos son culpables de agresiones sexuales a menores de edad

En la polémica entrevista televisiva, el sacerdote acusó «un montaje» en su contra y negó la acusación que lanzó en contra de él un hombre de 43 años, quien aseguró haber sido violado en 2015 al interior de la catedral de Santiago después de supuestamente haber sido drogado, en una denuncia que volvió a remecer a la Iglesia chilena, envuelta en una ola de denuncias de abuso sexual a menores.

Del hecho, que comenzó a ser investigado por la Fiscalía de la localidad de 0’Higgins, habría tenido conocimiento el cardenal arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, indagado ya por el encubrimiento de abusos sexuales de sacerdotes, quien en este caso no habría dado aviso a la policía, un cargo que él niega.

Según el relato de la víctima, Daniel Rojas, de 43 años, la violación ocurrió cuando acudió a la Catedral en busca de ayuda para comprar un remedio para su hija. Fue ahí cuando fue atendido por el sacerdote Rivera, quien lo habría llevado hasta una pieza en el segundo piso del recinto donde le dio un vaso de agua, el que después de beberlo le hizo «perder la fuerza».

Por anteriores denuncias, Rivera ya había sido condenado canónicamente el año pasado a 10 años de alejamiento del sacerdocio, pero no se le expulsó definitivamente.

La Iglesia chilena enfrenta múltiples denuncias de abusos sexuales de parte de sacerdotes. De acuerdo a la Conferencia Episcopal, al menos 42 sacerdotes y un diácono han sido condenados por la justicia civil o canónica por abusos sexuales a menores.

La Fiscalía, en tanto, investiga 148 casos de abusos sexuales cometidos por miembros de la Iglesia, con un número de víctimas que alcanza las 265.

Con información de AFP