X

Internacionales

Nuevo obispo chileno se comprometió atender a las víctimas de abusos sexuales

Foto: AFP

(Caracas, 24 de marzo. Noticias24).- El obispo español Celestino Aós, nombrado por el papa Francisco como administrador apostólico del arzobispado de Santiago en reemplazo del cardenal Ricardo Ezzati, asumió este domingo el cargo con una misa en la que se comprometió a atender a las víctimas de abusos sexuales.

Lea también: Testimonio de víctima del arzobispo Ricardo Ezzati: “Decisión tardía del Papa es insuficiente”  

«De un modo especial, atenderemos y serviremos a los que sufren el atropello a su dignidad de persona resultado de los abusos y delitos absolutamente injustificables y absolutamente intolerables por parte de clérigos», dijo Aós en su homilía en la Catedral de Santiago, el principal templo católico de Chile.

«No bastan retoques de maquillaje, necesitamos reformas y cambios profundos», añadió el obispo español de 73 años y que lleva más de tres décadas en el país austral.

Aós fue nombrado este sábado por el papa Francisco como administrador apostólico en «sede vacante» de la archidiócesis de la capital chilena en reemplazo de Ezzati, cuya renuncia fue finalmente aceptada por el pontífice.

Ezzati, de 77 años, es uno de los obispos más influyentes de la Iglesia chilena y ha sido muy cuestionado por las víctimas de abusos, que lo acusan de encubrir esos delitos.

De hecho se encuentra imputado por la Justicia chilena como presunto encubridor en tres casos de abusos cometidos por religiosos.

Aós, que hasta ayer ejercía como obispo de Copiapó (norte), agradeció al papa por su nombramiento, pidió a los fieles que recen por ambos y afirmó que los cambios que necesita la Iglesia chilena deben «buscar la verdad y la justicia para ser más misericordiosos».

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, se refirió este domingo a la salida de Ezzati y consideró que «le hace bien» a la Iglesia católica porque implica un «recambio» en la institución.

«Cuando hay un hecho que se repite por tanto tiempo, abusos tan graves de manera tan extensa, la persona que está cargo de la iglesia tiene una responsabilidad», dijo el presidente en declaraciones a Canal 13.

La Fiscalía Nacional de Chile investiga a 219 religiosos chilenos en 158 casos de abusos sexuales contra 241 víctimas, de las cuales 123 eran menores de edad al momento de los hechos.

Con información de EFE