X

Internacionales

ONU pretende combatir el cólera tras el desastre del ciclón de Mozambique

Foto: Archivo/ EFE

(Caracas, 29 de marzo. Noticias24).- Mientras helicópteros con alimento logran acceder a áreas aisladas en el centro de Mozambique, donde el ciclón Idai impactó el pasado día 14, lo más urgente ahora es prevenir una posible epidemia de cólera, indicó hoy a Efe un portavoz de la ONU.

Lea también: ONU pide al mundo fondos para ayudar a Mozambique, Zimbabue y Malaui  

“El Gobierno de Mozambique ha confirmado 132 nuevos casos de cólera” hoy, que se suman a los 139 conocidos anteriormente, informó a Efe el portavoz de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) Saviano Abreu, desde la ciudad mozambiqueña de Beira, epicentro de esta catástrofe.

Se trata de una enfermedad “demasiado común” en este tipo de desastres, en los que escasea el agua potable y muchos se ven obligados a beber ese líquido contaminado para sobrevivir.

A medida que los casos de diarrea continúan en aumento, y con él el número de casos sospechosos de cólera, se han redoblado los esfuerzos en las áreas de prevención, vacunación y sensibilización contra esta enfermedad.

“En estos momentos, contamos con nueve centros operativos de tratamiento: cinco aquí en Beira, dos en Dondo, uno en Buzi y otro en Nhamatanda“, enumeró Abreu citando localidades de la zona, al añadir que “se está trabajando a contrarreloj con todos los medios necesarios” para evitar la propagación de esta enfermedad.

En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) enviará el próximo lunes a Mozambique un cargamento con 900.000 vacunas contra el cólera, que dará inicio a una campaña de vacunación en colaboración con las organizaciones locales, además de Unicef o la Cruz Roja, entre otras.

“Y por último, en materia de sensibilización, se está informando a las comunidades por diferentes vías sobre cómo prevenir el cólera y actuar en caso de presentar sus síntomas“, continuó Abreu, quien ha sido testigo de cómo la propia comunidad se ha movilizado a este respecto.

“En la ciudad rural de Dondo, el personal de la radio comunitaria Águia, destrozada tras el ciclón y consciente de que todos los vecinos corrieron su misma suerte se está desplazando en moto, megáfono en mano, para informar sobre esta y otros enfermedades”, añadió a modo de ejemplo.

En total, el número de víctimas mortales asciende a 733: al menos 493 en Mozambique, según cifras difundidas hoy por el Instituto Nacional de Gestión de Calamidades (INGC); 181 en Zimbabue y 59 en Malaui, país éste golpeado cuando Idai era todavía una tormenta tropical.

Aunque la situación esté mejorando y en los próximos días la comida almacenada en Beira ya será suficiente para atender a un millón de personas, según Abreu, todavía quedan numerosas comunidades a las que es imposible acceder, pues su terreno pantanoso no permite que aterricen los helicópteros.

“Ellos no pueden salir de allí y nosotros tampoco podemos llegar”, se lamentó, con la esperanza de que, poco a poco, suceda como en la aldea de Crumawe, distrito de Nhamatanda (noroeste de Beira), donde un pequeño helicóptero de la ONG Mercy Air pudo hoy al fin depositar 400 kilos de alimentos.

“Cuando el helicóptero se iba acercando podías ver todas las casas destruidas y a la gente con las manos levantadas pidiendo ayuda”, describió el portavoz sobre el poblado rural en el que viven más de 180 personas, entre ellas niños y mujeres embarazadas.

“En estas comunidades aisladas, las personas han sobrevivido 15 días porque tenían algo de alimento almacenado”, matizó, “pero se está llegando a un punto en el que, si no reciben ayuda pronto, no van a poder resistir mucho más”.

Con información de EFE