X

Internacionales

Justicia argentina rechaza extender permiso médico a hija de Kirchner

Foto: Twitter

(Caracas, 01 de abril. Noticias24).- La justicia argentina rechazó la petición de la hija de la ex presidenta Cristina Kirchner para extender su permanencia en Cuba por un tratamiento médico, y ratificó que debe regresar el jueves próximo al país, donde enfrenta una indagación por presunta corrupción, informó este lunes la prensa local.

La exmandataria (2007-2015) y sus dos hijos, Florencia y Máximo, están investigados en una causa por supuesto lavado de dinero a través del alquiler de habitaciones en los hoteles de la familia en el sur de Argentina.

La defensa de Florencia solicitó permiso al tribunal para que la joven de 28 años permaneciera en Cuba hasta que le fuera otorgada el alta médica, pero la petición fue denegada, según fuentes judiciales que cita la prensa local.

La joven puede ser declarada en rebeldía si no regresa el jueves, cuando se vence la autorización que le extendió la justicia para permanecer en Cuba.

Lea más: Abren nuevo proceso judicial a Cristina Kirchner por peculado

Cristina Kirchner visitó a su hija en La Habana a mediados de marzo y a su regreso divulgó un resumen de la historia clínica donde consta como diagnóstico principal “trastorno de estrés postraumático” con tratamiento fisioterapéutico diario, por el cual los médicos desaconsejan un viaje en avión.

Aunque Florencia Kirchner no tiene prohibición de salida de Argentina, debe pedir permiso para permanecer en el extranjero.

“En estos años de persecución Florencia cumplió con todos los requerimientos judiciales que le fueron impuestos y, de ninguna manera, su tratamiento puede ser tomado como una obstrucción a dichos procesos judiciales“, argumentó su madre a través de Twitter.

Kirchner también solicitó que “para eliminar todo tipo de suspicacia, se requiera a través de la embajada argentina un informe detallado sobre su estado de salud”.

Al ser procesados en 2018, Cristina Kirchner y sus hijos fueron embargados en 800 millones de pesos (unos 19 millones de dólares).

La expresidenta es senadora y su hijo diputado nacional, por lo que cuentan con fueros parlamentarios que impiden su encarcelamiento, pero no su enjuiciamiento. Florencia, en cambio, puede ser detenida.

Los tres deben enfrentar un juicio oral aún sin fecha. La expresidenta enfrenta varios procesos más en su contra.

El 21 de mayo inicia un juicio en el cual está acusada de favorecer al empresario Lázaro Báez con la concesión irregular de 51 obras públicas.

Con información de AFP.