X

Internacionales

Bolsonaro deja Israel sin trasladar la embajada como prometió en su campaña

Foto:Referencial /Noticias24

(Caracas, 03 de abril. Noticias24).- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, puso fin hoy a su visita oficial de cuatro días a Israel, tras una estancia en la que mostró su sintonía con el primer ministro, Benjamín Netanyahu, pero en la que no trasladó la Embajada a Jerusalén, aunque anunció la apertura de una oficina de negocios.

El avión con su comitiva despegó alrededor de las 10:00 hora local (7:00 GMT) del Aeropuerto de Ben Gurión de Tel Aviv, confirmó a Efe una fuente oficial brasileña, que concretó que el presidente no realizó esta mañana actividades oficiales.

Lea también: Al menos dos menores murieron tras un ataque con cuchillo en una escuela en China

Bolsonaro dejó el país sin cumplir su promesa electoral de trasladar la legación diplomática de Tel Aviv a Jerusalén, siguiendo los pasos de Estados Unidos, pero anunciando la apertura en la ciudad santa de una oficina de negocios que ha sido interpretada por las autoridades israelíes como un “primer paso” hacia el establecimiento de una embajada aquí.

El jefe de Estado brasileño visitó ayer el Museo del Holocausto (Yad Vashem) en Jerusalén, donde encabezó una ceremonia en la que encendió una antorcha y colocó una corona de flores en memoria de los seis millones de judíos exterminados por el nazismo.

También participó con Netanyahu en el foro Misión Comercial Brasil-Israel en Jerusalén y ambos visitaron la Exposición de Innovación Israelí, donde el dirigente suramericano aseguró que la próxima apertura de una representación de negocios en la Ciudad Santa reforzará las relaciones entre Brasil e Israel.

Bolsonaro estuvo acompañado de varios ministros y altos cargos, que firmaron seis acuerdos bilaterales en el campo de la seguridad, la aviación, la ciencia, tecnología, seguridad pública, cibernética y salud.

Además, se convirtió en el primer presidente del mundo en visitar junto a un primer ministro israelí el Muro de las Lamentaciones, algo que los dignatarios no suelen hacer por encontrarse en territorio palestino ocupado.

Su visita a la zona ocupada de la urbe fue presentada por la oficina presidencial como parte de su estancia oficial en Israel, un hecho que levantó las críticas de la Organización para Liberación de Palestina (OLP), que también condenó la futura apertura de la oficina comercial en Jerusalén, que los palestinos reclaman como la capital de su futuro Estado.

Brasil no reconoce oficialmente la soberanía israelí sobre los territorios ocupados de Jerusalén Este y Cisjordania.

Con información de EFE