X

Internacionales

España vivió una primera jornada electoral agitada y llena de polémica

Foto: Composicion Noticias24

(Caracas, 12 de abril – Noticias24).- España vivió una primera jornada de campaña electoral agitada con una polémica por la publicación en internet de una fotografía de las hijas del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y los candidatos fijando posiciones en busca del voto indeciso.

Fue también una jornada cargada de simbología en la puesta en escena de algunos partidos, como el ultraderechista Vox, que eligió el escenario de una histórica batalla contra los árabes de comienzos del siglo VII D.C, para escenificar el inicio de la «reconquista» de España.

La polémica comenzó temprano con la publicación en los medios de comunicación de la campaña «Falcon viajes», una agencia «real», ubicada físicamente a escasos minutos de la sede del Partido Socialista (PSOE) en Madrid, creada por el Partido Popular (PP, centroderecha), para denunciar los supuestos «abusos» de Sánchez por utilizar el avión oficial (un Falcon) para asuntos particulares.

Supuestamente formando parte de esa campaña fue difundido en Twitter un cartel en el que aparecían las hijas del presidente del Gobierno español con la cara pixelada, un hecho que no evitó que el PSOE denunciara el caso ante la Fiscalía por si la acción fuera constitutiva de delito.

Fuentes del PP explicaron después que la «campaña oficial», un vídeo en tono irónico que ofrece distintas posibilidades para viajar en el Falcon, es la que se ha dio a conocer en los medios de comunicación y negaron haber utilizado ninguna foto de las hijas de Sánchez.

Mientras tanto, su líder, Pablo casado, iniciaba su campaña en la región de Asturias (norte) confiando en que el partido tiene «aún más voto oculto» que en otras ocasiones.

Su táctica para esta primera semana, dijo, tiene tres ejes bien definidos: por una parte insistir en que el partido tiene el mejor proyecto, programa y equipo, además de reiterar en que Sánchez es un «peligro» para España.

La tercera línea estratégica es la de mostrarse como la «única alternativa» a un gobierno de Sánchez.

Lea también: Ministro francés aseguró que la UE está lista para responder a sanciones de EE UU

También en Asturias, el líder de Vox, el ultraderechista Santiago Abascal, eligió el santuario de Covadonga para iniciar una campaña en la que apostará por la defensa de la unidad de España.

La elección del sitio no es casual, ya que allí tuvo lugar en el año 722 la batalla que dio inicio a la reconquista de España, entonces bajo dominio árabe.

Ante medio millar de seguidores, Abascal dijo que en los comicios del 28 de abril no están en juego un puñado de diputados, si no la unidad del país y la libertad de los españoles.

Destacó, además que la campaña de su partido «está tomando tintes de gran movilización» y que no cesará hasta teñir el país con los colores de la bandera española y representar a la «buena gente» que son los españoles.

Pero no, subrayó, a quienes «para acceder al poder pacta con los separatistas o con los amigos de los terroristas», en referencia a Sánchez.

Pablo Iglesias, líder de la formación de izquierdas Podemos eligió un acto de pequeño formato en el que puso en valor la sanidad pública como lo que de verdad une a todos los españoles y se comprometió a subir los impuestos a los que más ganas para que el sistema funcione mejor.

«Hay algo por lo que todo el mundo debería sentirse orgulloso por vivir en España, y no es tanto por la bandera» sino porque, dijo, «tenemos uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo».

Ciudadanos (liberales) eligió las redes sociales para abrir su primer día de campaña, difundiendo varios vídeos en los que remarca las diferencias entre su líder, Albert Rivera, y Pablo casado, y habla de medidas concretas sobre la eutanasia y el aborto que contrapone a las del PP.

Con información de EFE