X

Internacionales

Familia cuenta cómo sobrevivió a tormenta que dejó seis turistas muertos

Foto: AndyGilchrist

(Caracas, 11 de julio. Noticias24).-Una familia británica logró sobrevivir a una fuerte tormenta que azotó el norte Grecia y que ocasionó la muerte de seis turistas, contó el terror que vivió mientras tomaban una merienda en un restaurant.

Andy Gilchrist, de 48 años, originario de Irlanda del Norte, se encontraba tomando café y un postre junto a su esposa de 43 años y su hija Grace, de nueve años, en el hotel de cinco estrellas Ikos Oceanía el pasado miércoles en la noche cuando notaron a la distancia luces.

Lea también: ¡Increíble! Muestran a tiburones caníbales que se comen unos a otros en el océano (+video)

Seguidamente Andy se dio cuenta la fuerza que traía el viento y que el personal y los invitados se apresuraron a buscar seguridad, mientras los pesados cristales de las ventanas eran «recogidos como servilletas».

Mientras, seis turistas, incluidos dos niños de dos y ocho años, murieron a causa de la tormenta y 23 resultaron heridos, de acuerdo con los reportes de la policía.

En declaraciones a Mail Online, Andy afirmó: «Nunca había visto algo así, ni siquiera cerca«.

El turista dijo que la tormenta comenzó como un relámpago realmente intenso en el horizonte, pero en un clic se había producido con toda su fuerza.

El video que grabó muestra cómo los invitados comenzaron a ayudar al personal a retirar botellas y vasos de las mesas cuando comenzaron a volar y romperse.

Con la tormenta, los camareros entraron en pánico, saltaron sobre las mesas para intentar cerrar dos juegos de contraventanas de vidrio pesadas, antes de rendirse y retirarse detrás de otro juego de puertas de vidrio.

Andy cuenta que en ese momento fue cuando su hija Grace se «asustó mucho» y corrió con oras cinco mujeres pare esconderse en los baños.

«Había seis de ellos en un cubículo, mi hija estaba molesta y a la estaban tranquilizando».

«La tormenta duró más de media hora, probablemente 40 minutos
completos. Estuvimos en el restaurante durante una hora a una hora y media antes de poder irnos».