X

Internacionales

Ascienden a 16 mil los desaparecidos por terrorismo en Perú

Lima, 21 oct (EFE).- El número de desaparecidos por el terrorismo que azotó Perú entre 1980 y 2000 bordea los 16.000, el doble del calculado por la Comisión de la Verdad y Reconciliación en 2003, informó hoy el Comité Internacional de la Cruz Roja (Cicr).

De acuerdo con los registros hechos por el Instituto de Medicina Legal del Ministerio Público y por el Equipo Peruano de Antropología Forensa (Epaf), la cifra de desaparecidos en Perú está entre los 15.000 y 16.000 personas, explicó el responsable del Programa de Personas Desaparecidas del Cicr, Rafael Barrantes.

No obstante, «la cantidad de información recogida no se ha consolidado» en un único registro porque «no existe una institución que lo haga», advirtió Barrantes, y señaló, en una rueda de prensa, una serie de deficiencias que el Estado peruano mantiene en este tema.

La Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR) señaló en su informe final de 2003 que las víctimas por el terrorismo en Perú eran 69.280 personas, de las cuales 8.558 fueron declaradas como desaparecidos.

El Estado peruano, a través del Consejo de Reparaciones, comenzó a trabajar en la búsqueda de los desaparecidos y víctimas del terrorismo con la participación directa de los forenses del Ministerio Público.

Este Consejo señaló a inicios de este mes que el número de víctimas del terrorismo en Perú podría ascender a 100.000 personas, pero que ya tiene registrados 19.107 muertos y 6.183 están desaparecidos.

Según las cifras entregadas hoy por Barrantes, el Instituto de Medicina Legal ha encontrado entre 2002 y 2010 a 1.497 desaparecidos, ha identificado 771 restos y entregado 671 a sus familiares.

Además, los forenses fueron informados de la existencia de 4.644 sitios de entierros en todo el país, pero hasta el momento han sido plenamente ubicados 2.200 lugares.

Barrantes señaló que el Estado peruano «necesita oficinas que se hagan cargo de la búsqueda» e identificación de los desaparecidos porque se tiene que investigar «caso por caso» y contrastar mucha información.

El representante de la Cicr opinó que «existen avances importantes en Perú (sobre la búsqueda de desaparecidos), pero son dispersos», pues aún persiste la falta de comunicación y coordinación entre las instituciones.