X

Internacionales

Teherán pide a Europa no apoyar la actitud de EE UU contra Irán

Teherán, 24 oct (EFE).- El ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Ali Akbar Salehi, pidió hoy a los Estados europeos que no apoyen la actitud de EE UU contra Irán y que mantengan una postura independiente, informó la agencia oficial iraní Irna.

Salehi destacó «el gran potencial existente en Irán y los países europeos para ampliar sus relaciones» e hizo un llamamiento a «apartar los obstáculos para impulsar los lazos bilaterales».

Recordó que Irán es un país rico en recursos energéticos, como petróleo y gas, y es el sexto suministrador de estos productos a la Unión Europea.

Las declaraciones de Salehi, en un seminario en Teherán sobre las relaciones entre Irán y Europa, se producen después de que la semana pasada la Unión Europea aprobara nuevas sanciones contra cinco iraníes presuntamente implicados en un supuesto complot terrorista desmantelado en Estados Unidos y denunciado por Washington.

Además, ayer mismo la UE amenazó a Irán con nuevas sanciones por su programa nuclear, que muchos países, con EEUU a la cabeza, creen que tiene objetivos militares, mientras Teherán ha recalcado que tiene exclusivamente fines civiles.

En los últimos días, la UE ha instado a Irán a reanudar las conversaciones sobre su programa nuclear, y Teherán ha respondido que esta dispuesto a volver a ellas, siempre que se respete su derecho, de acuerdo con el Tratado de No Proliferación Nuclear (TPN), a mantener actividades nucleares pacíficas.

Salehi condenó las sanciones y resoluciones de la ONU contra Irán de los últimos años y reiteró que Irán «siempre ha estado interesado en actividades nucleares pacíficas».

La ONU ha aprobado cuatro paquetes de sanciones a Irán, mientras EEUU y la UE han impuesto sanciones económicas y restricciones para viajar a empresas y personas relacionadas con el régimen islámico de Teherán, por su programa nuclear y violaciones de los derechos humanos.

En su intervención, Salehi instó a las administraciones europeas a preocuparse por «la amenaza de las bombas (nucleares) reales almacenadas en varios países de Europa», en lugar de mostrar «unas imágenes irreales y engañosas del pacífico programa nuclear de Irán».

También criticó el apoyo de muchos Estados europeos a Israel, que aseguró que permite a Tel Aviv mantener una actitud «más cruel en sus ataques salvajes a la oprimida nación palestina».

Para él, Irán también se opone a la supuesta «violación de los derechos humanos de prisioneros de la CIA (Agencia Central de Inteligencia de EEUU) en Europa» al tiempo que afirmó que varios Estados europeos «ignoran los derechos básicos de los musulmanes».