X

Internacionales

Expertos de EE UU sugieren al Congreso realizar “asesinatos seleccionados” de altos cargos iraníes

Foto: REUTERS/Morteza Nikoubazl / Archivo

WASHINGTON, 26 octubre 2011 (AFP) Estados Unidos debería llevar a cabo asesinatos selectivos de altos cargos de los Guardianes de la Revolución iraníes y ciberataques contra ese país, sugirieron expertos militares y de inteligencia durante una audiencia en el Congreso.

Irán ha demostrado con el presunto complot para intentar matar al embajador saudita en Washington que representa una amenaza incluso dentro de Estados Unidos, y no debe descartarse cualquier tipo de medida en su contra, afirmaron a su vez varios republicanos que convocaron la audiencia en la Cámara de Representantes.

Los presuntos vínculos entre Irán, Hezbolá y narcotraficantes mexicanos deben ser motivo de preocupación, coincidieron legisladores y analistas.

“¿Por qué no matarlos? Esta gente ha matado a cerca de un millar de los nuestros, ¿por qué no los asesinamos? Estoy sugiriendo operaciones encubiertas”, declaró el general retirado Jack Keane, exjefe de Estado Mayor del Ejército de Tierra.

“Tenemos que ponerles las manos en el cuello. Tienen que sentir esa clase de presión”, añadió el general ante el subcomité de Contraterrorismo e Inteligencia de la Cámara.

“No responden de la misma manera racional que nosotros. No creo que vayas a intimidar a esa gente a menos que mates a alguno. Sé que estoy siendo muy abrupto”, dijo por su parte Reuel Marc Gerecht, experto de la Fundación para la Defensa de las Democracias.

Un irano-estadounidense, Mansor Arbabsiar, fue detenido el 11 de octubre acusado de orquestar el complot contra el embajador saudita en Washington, para el cual habría mantenido contactos con un miembro de un grupo de narcotraficantes mexicano que a su vez era informante de las autoridades estadounidenses.

Estados Unidos y la Unión Europea anunciaron días después sanciones contra altos cargos de los Guardianes de la Revolución, entre ellos el comandante Qasem Sleimani, que presuntamente estaba al corriente de la operación.

“Sleimani viaja mucho. Vayamos a por él. O intentamos atraparlo o matarlo”, propuso Gerecht.

Los legisladores republicanos, que dominan la Cámara de Representantes, no ratificaron esas declaraciones, pero señalaron abiertamente que todas las opciones contra el régimen iraní debían estar abiertas.

“Ya basta. Está claro que esas sanciones (que impone Estados Unidos desde hace tres décadas) no son suficientes”, dijo el jefe del subcomité de Contraterrorismo e Inteligencia, el representante republicano por Texas Michael McCaul.

“Este fue un complot real. Para mí esto cambia las reglas del juego. Es un acto de guerra. Ninguna opción debe quedar fuera de la mesa”, añadió el diputado republicano por Nueva York Peter King.