X

Internacionales

Nueva oleada de violencia en Siria pese a mediación árabe

Foto: EFE//WAEL HAMZEH

Damasco, 27 oct.- La Liga Árabe no ha logrado hasta ahora mediar para conseguir el fin de la violencia en Siria: un día después del encuentro entre el presiente Bashar al Assad y una delegación de ministros de Exteriores de la Liga Árabe en Damasco, las tropas del gobierno mataron hoy a siete civiles, según activistas.

Un miembro del movimiento de protesta huido a Líbano señaló que cuatro personas, entre ellas un niño de 12 años, murieron cuando las fuerzas del gobierno asaltaron una región en la provincia de Daraa, donde al menos 20 personas fueron detenidas. El resto de las víctimas se produjeron en Homs.

Medios estatales presentaron la visita de la delegación extranjera como prueba de que Siria no está aislada. Otro encuentro está previsto para el domingo.

La mayoría de grupos de la oposición consideraron el intento de mediación contraproducente y publicaron imágenes de manifestaciones nocturnas en Alepo y otras ciudades en las que se criticaba a la Liga Árabe. Durante su visita, los leales al régimen convocaron una manifestaciones pro Assad en el centro de Damasco.

Siria coloca minas en parte de su frontera con Líbano

El ejército sirio empezó a colocar minas este jueves por la mañana frente a dos pueblos fronterizos libaneses, al parecer para intentar bloquear el contrabando de armas hacia Siria, afirmó a la AFP un responsable local libanés.

“El ejército sirio empezó al alba a colocar minas dentro del territorio sirio, en la frontera con las localidades (libanesas) de Knaisé y de El Hnaider”, precisó este responsable bajo anonimato que fue testigo de ello.

Soldados sirios se desplegaron en la zona, cerca de los pueblos sirios de Heet y de Bouayt, a un kilómetro de las aldeas libanesas, añadió.

Esta región fronteriza, separada de Siria por montículos de tierra, suele ser un lugar de paso para el contrabando de mercancías de Líbano a Siria.

Siria es escenario desde mediados de marzo de una revuelta popular reprimida a fuego y sangre por el régimen del presidente Bashar al Asad.

Durante los últimos meses, varios sirios de Heet y de Bouayt se refugiaron en Knaisé para huir de la violencia.

Fuentes: Dpa/ Afp