X

Internacionales

Consejo de Seguridad de ONU vota por poner fin al mandato militar en Libia

Foto: REUTERS/Ismail Zitouny

NUEVA YORK, 27 octubre 2011 (AFP) – El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó este jueves por unanimidad poner fin a la misión militar internacional en Libia.

Los 15 miembros del consejo decidieron poner fin a la zona de exclusión aérea para proteger a los civiles a partir de las 11H59 pm (hora local libia) del 31 de octubre. El mandato fue aprobado en marzo después de que Muamar Gadafi lanzara un ataque letal contra manifestantes opositores.

La OTAN, que puso en vigor la zona de exclusión aérea que jugó un papel clave en la caída del régimen de Gadafi, dijo que está analizando nuevas formas de ayudar al Consejo Nacional de Transición (CNT), que solicitó una prórroga del mandato de la alianza.

El cuerpo directivo de la OTAN se reunirá el viernes en Bruselas para declarar formalmente el fin de su misión de siete meses.

La resolución 2016 del Consejo de Seguridad también flexibilizó el embargo de armas que pesa sobre Libia, de modo que el CNT pueda adquirir armamento y equipos para su seguridad nacional.

El fin del mandato militar en Libia inaugura «una nueva era»

El fin de la misión militar internacional en Libia, aprobado este jueves por unanimidad en el Consejo de Seguridad de la ONU, muestra que ese país «ha entrado en una nueva era», estimó este jueves el ministro británico de Relaciones Exteriores, William Hague.

La resolución 2016 «es otro hito significativo hacia un futuro pacífico y democrático para Libia. Terminar con la zona de exclusión y las disposiciones para proteger a los civiles demuestra que Libia ha entrado en una nueva era», declaró Hague en un comunicado.

El texto aprobado por los 15 miembros del Consejo de Seguridad «reitera que las autoridades libias tienen el deber de defender los derechos humanos e impedir las represalias y los ataques de venganza», agregó.

Hague precisó que él mismo había abordado este tema con las nuevas autoridades de Libia durante su visita a Trípoli la semana pasada.

«Libia tiene una oportunidad histórica para crear un Estado donde los derechos humanos están protegidos y toda la gente disfruta de libertades fundamentales. Esto sería un digno tributo para quienes sacrificaron sus vidas por las generaciones futuras«, concluyó.