X

Internacionales

Un mes después de la tragedia, comienzan las labores de extracción del combustible del Concordia

Foto: AFP PHOTO / FILIPPO MONTEFORTE / Archivo

(Isla del Giglio, 12 febrero. AFP) – Un mes después del naufragio del “Costa Concordia”, en el que murieron 32 personas, el crucero sigue volcado cerca de la isla italiana de Giglio, donde comenzó este domingo la extracción del carburante.

La conexión de las seis reservas de combustible a un pontón flotante se acabó el jueves y la sociedad holandesa Smit inició este domingo, en un mar en calma y un día antes de lo previsto, el vaciado de las 2.400 toneladas de combustible que quedan en el barco.

Según el plan previsto, y si las condiciones meteorológicas lo permiten, se tardarán 28 días para vaciar los 15 depósitos de combustible.

Según el plan previsto, y si las condiciones meteorológicas lo permiten, se tardarán 28 días para vaciar los 15 depósitos de combustible.

Al mismo tiempo, las familias de los 15 pasajeros que continúan desaparecidos siguen desesperadamente viajando a la isla para rogar a las autoridades que no cesen de buscar a sus allegados.

Aprovechando cierta clama climatológica, los bomberos volvieron a sumergirse el jueves en busca de los desaparecidos, pero sin éxito. Y todavía quedan seis lugares del barco por explorar.

El otro gran problema, un mes después de la tragedia, es la retirada de los restos del barco, recostado a sólo unos metros de la costa. En el mejor de los casos, esta operación podría prolongarse entre siete y diez meses.

“Claro, hay que sacarlo. Es como si tuviese un coche en el interior de su casa”, protestó un lugareño al ser interrogado por AFP-TV. “No es bonito de ver”, se quejó otro.

De visita al Giglio, el patrón de Costa Crociere, propietaria del Concordia, Pierluigi Foschi, aseguró a los habitantes de la isla el pasado jueves que dispondrá “a mediados de marzo” del plan preciso para retirar el casco y que cuenta con ellos para programar la operación “con el fin de evitar un impacto en la temporada turística y reducir al mínimo los problemas”.

Foschi se comprometió a compensaciones si el accidente repercute en la sesión turística en el Giglio. Todo para “restablecer la credibilidad de la compañía”, anunció el responsable, quien precisó que “el 95% de la tripulación del Concordia solicitó volver a trabajar” en los cruceros del grupo.

El otro frente de Costa Crociere, así como de su casa matriz, el gigante estadounidense Carnival, es el judicial, al tener que hacer lidiar con numerosas demandas de compensación tanto individuales como colectivas, en Europa y en Estados Unidos.

La investigación penal que realizan las autoridades italianas sobre las causas del naufragio y la gestión de la evacuación aún no finalizó.

Por el momento, sólo están encausados el comandante Francesco Schettino, bajo arresto domiciliario, y su segundo Cirio Ambrosio, ya liberado.

Por el momento, sólo están encausados el comandante Francesco Schettino, bajo arresto domiciliario, y su segundo Cirio Ambrosio, ya liberado.

Ambos están acusados de delitos de homicidio por imprudencia, naufragio y abandono del barco. Se les reprocha haber hecho pasar al Concordia demasiado cerca de la costa, no haber gestionado bien la evacuación del barco y por haber abandonado el buque antes de las finalización de las labores de salvamento.

El canal privado de televisión Canal 5 difundió vídeos amateurs en los que puede verse la situación del barco media hora después del accidente, lo que podría ayudar a determinar responsabilidades.

Tras una misa por los muertos en el naufragio, celebrada en la basílica de Santa María de los Ángeles de Roma, el presidente italiano Giorgio Napolitano estimó “necesario continuar investigando” y mostró su “lamento por lo que ha sido responsabilidad italiana o lo hecho por italianos”.

El Concordia, en el que viajaban 4.229 personas (de ellas 3.200 turistas que realizaban un crucero por el Mediterráneo), chocó contra una roca en la noche del 13 de enero, cerca del Giglio, y naufragó.