X

Internacionales

EE UU mantendrá sin cambios su cooperación con México ante el narcotráfico

(Washington – EE UU, 22 Febrero – EFE.) – El Gobierno de Estados Unidos aseguró hoy que mantendrá sin cambios la cooperación antidrogas en México. Gane quien gane en los comicios presidenciales de julio en ese país, mientras la narcoviolencia centra la atención de varios líderes del Congreso.

La lucha antidrogas en México, que desde diciembre de 2006 se ha cobrado la vida de unas 50.000 personas en ese país, es una pieza clave de las relaciones bilaterales, pero también ha sido fuente de fricciones entre ambos países.

No obstante, ni las organizaciones de derechos humanos, ni el Gobierno de Washington ni los analistas aspiran cambios en la estrategia militar adoptada por el actual presidente Felipe Calderón.

«Desde finales de la década de 1990 México ha experimentado una gran evolución política tras setenta años de estar gobernando por un solo partido. Es un cambio profundo y al que hemos dado la bienvenida», dijo a Efe William Ostick, portavoz del Departamento de Estado.

«Los intereses y valores de Estados Unidos son los mismos que en México, una elección libre y justa decidida por el pueblo. Esperamos continuar trabajando estrechamente con el Gobierno de México, liderado por el partido político que escojan los mexicanos», puntualizó Ostick.

A falta de mejores opciones sobre la mesa, ninguno de los precandidatos presidenciales en México ha explicado qué cambios haría en la estrategia actual, ni tampoco han precisado si a largo plazo se permitiría por ejemplo, más campo de maniobra para los agentes de la Dirección Estadounidense Antidrogas (DEA) en suelo mexicano.

«Los intereses y valores de EE UU son los mismos que en México», puntualizó Ostick.

El candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, que encabeza las encuestas de cara a los comicios del próximo 1 de julio, se inclina a favor de un repliegue paulatino de los militares desplazados en 14 de los 31 estados del país, pero no ha ofrecido un cronograma para lograrlo.

«Cualquiera que salga elegido en México tendrá que continuar la estrategia actual, pero el próximo presidente quizá busque un mayor enfoque en el fortalecimiento de las instituciones y la persecución de los grupos más violentos«, dijo a Efe Andrew Selee, director del Instituto México del Centro Woodrow Wilson.

A través de la Iniciativa Mérida, una iniciativa de seguridad regional de 1.400 millones de dólares, EE UU ayuda a México a combatir a los carteles de la droga para prevenir un «contagio» de la narcoviolencia en su territorio.

El jueves pasado, durante un acto en Ciudad Juárez, Calderón pidió nuevamente la ayuda de EE UU para frenar el flujo de armas a su país, que nutre «la terrible violencia» que sufre el país.

«No more weapons to Mexico (No más armas a México)», clamó en inglés Calderón, tras una ceremonia en la que presenció la destrucción de casi 7.000 armas, entre ellas rifles de asalto y granadas, decomisadas al crimen organizado.

En declaraciones a Efe, el presidente del grupo hispano del Congreso de EE UU, Charlie A. González, dijo hoy que en las próximas dos semanas repasará con los representantes de los candidatos presidenciales mexicanos diversas propuestas en la lucha antidrogas en México.

En esas lides, los mexicanos «son los que arriesgan su seguridad personal. La tarea no es ni será fácil. EE UU debe ser un socio, un aliado, tenemos que encontrar la manera en que podamos ayudar a que el pueblo mexicano se involucre en su propio futuro», enfatizó Calderón